Escasez en Venezuela

“La escasez frena la producción.
Criticó, además, la incertidumbre
política y la restricción de divisas.”

C. Larrazabal, Presidente de Conindustria

De acuerdo con Wikipedia, “la escasez es la insuficiencia de recursos básicos como agua, alimentos, energía, vivienda, etc. que se consideran fundamentales para satisfacer la supervivencia o de recursos no básicos que satisfacen distintas necesidades en las sociedades humanas en distintos aspectos”.

Habitualmente, una sola sociedad no posee los recursos suficientes para proveer de manera adecuada las necesidades de su población, por lo que es necesario el intercambio y el comercio de bienes y servicios; de aquí el gran valor de dos conceptos con sentido: la aldea global y la interdependencia. La escasez obliga a priorizar las necesidades o metas de la sociedad.

La definición en el campo de la economía es que no existe suficiente cantidad de un recurso para satisfacer a todos quienes lo desean. Cualquier recurso o bien que sea escaso tiene un precio y un valor (no es lo mismo que precio, lo cual da base para la especulación y otras acciones deshonestas); si no fuese así: sería gratis, ya que podría obtener cualquier cantidad sin necesidad de pagar por él.

De acuerdo con el especialista N. Rombiola, de todos los indicadores que marcan el funcionamiento de la economía, el “índice general de escasez de alimentos” es de gran importancia para poder ver la relevancia del abastecimiento de alimentos de la canasta básica.

En este sentido, el índice general de escasez de alimentos es muy importante para conocer la inflación. El índice de escasez de productos en el mercado pasó de 13,6% a 16,1% en octubre pasado. Por su parte, el índice de diversidad de productos en el mercado cayó de 168,4 a 152,2.

Según Datanálisis, “prácticamente se mantiene la tendencia, en nivel, de las últimas semanas; es decir, mayor a 20%“. Comentario relacionado con el abastecimiento de los alimentos de la cesta básica. Mientras que la escasez se refiere a la ausencia de un producto, el desabastecimiento mide las fallas de marcas, variedades y presentaciones. En este momento, en Venezuela los niveles de desabastecimiento superan el 70%, lo que significa que los consumidores ya no compran lo que quieren, sino lo que consiguen.

Es importante destacar que, la muestra está compuesta por 17 productos de la canasta alimentaria básica monitoreados en 71 establecimientos. En dicho mes de estudio, 11 de las categorías mejoraron su abastecimiento para esta semana, donde se resalta: queso blanco duro (pasó de 39,68% a 32,73%). Cinco productos se ubican en el rango de escasez grave; expresado de otro modo: que reportan fallas mayores a 40%: leche en polvo (78,9%); carne de res (46,4%); aceite comestible (43,7%); pollo (42,9%) y café molido (40,8%).

De acuerdo a los datos aportados el martes por el Banco Central de Venezuela (BCV), el indicador de escasez “de forma coyuntural” repuntó de 13,6% en septiembre a 16,1% en octubre (es el punto más alto en 53 meses). Mientras el “indicador de diversidad” de productos en el mercado, por su parte, pasó de 168,4 puntos a 152,2 puntos.

En lo que va de 2012, la escasez que mide el BCV se ha comportado como una verdadera montaña rusa, con sus picos y bajadas. En octubre, el indicador tocó el segundo techo más alto en los últimos 53 meses al ubicarse en 16,1%.

En ese período esta cifra sólo es superada por el 16,2% que reportó el BCV en enero de este año. Mientras que para encontrar tasas más altas hay que remontarse a mayo del 2008, cuando la escasez fue de 16,3%.

En aquel momento, el indicador venía en descenso luego de haber alcanzado el máximo histórico de 24,7% en enero de ese mismo año. La escasez la mide el BCV sobre los bienes del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en el Área Metropolitana de Caracas, y se traduce en el porcentaje de bienes que no se encuentran en el mercado independientemente de las presentaciones.

Cuando se toman en cuenta los datos de septiembre se obtiene que el repunte de la escasez fue de 2,5 puntos. Es decir, las personas encontraron dos productos y medio menos al momento de hacer sus compras en octubre respecto al mes previo. El economista y ex Gerente de Investigaciones del BCV, José Guerra, explicó que este incremento obedece principalmente a las restricciones en la entrega de dólares por parte de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Guerra señaló que las liquidaciones por parte de la Comisión han pasado de 120 días a 180 días en promedio, lo cual afecta la productividad de las empresas. Cuando a esto se suma que en los primeros nueve meses del año las asignaciones por parte de Cadivi apenas aumentaron 1% respecto al mismo período del 2011, se hace más evidente la carencia de divisas con las que cuenta el sector privado.

El analista añadió que la producción en el país está decayendo, mientras que las ventas crecen. Esa brecha entre ambas partes debe ser cubierta por las importaciones, de lo contrario: se disparará la escasez.

De hecho, para los últimos dos meses del año, históricamente: los de mayor consumo, Guerra considera que el Gobierno nacional deberá apelar a las importaciones para evitar un incremento mayor en el indicador de escasez.

Dirección-E: [email protected]
Web: www.gerenciaenaccion.com.ve
Twitter: @genacción

A %d blogueros les gusta esto: