Escúchame jefe. Del libro: El Capital Humano

Es muy común tener como jefes, a personas no capacitadas en el trato personal y general de los trabajadores, consiguiendo con esto perjudicar a la empresa, por el mal desarrollo de los trabajos, perdida de tiempo de cada hombre, falta de interés en los lineamientos generales de la empresa y sobre todo mal uso de los recursos, proporcionados por la empresa, lo que ocasiona pérdidas económicas significativas, que a corto plazo, llevan a la quiebra a la misma.

Por tal motivo se han desarrollado, lo que llamaremos a continuación, “las reglas del jefe” que deben ser manejadas por personas que tengan responsabilidades de mando y deseen aprender para mejorar tanto en lo personal como socialmente.

Debemos tener siempre en cuenta un antiguo refrán que dice:”Uno cosecha lo que siembra” y teniendo en cuenta que a donde vamos a dirigirnos es el ser humano, la psicología es una parte muy importante de la interrelación, la misma que tenemos que saber implementarla y orientarla de acuerdo a quien nos dirigimos.

Muchas veces empleamos el mismo tono y forma para todas las personas en general, sin tomar en cuenta que cada receptor es diferente, no logrando con esto la efectividad que se está buscando. Es recomendable, en primera instancia, efectuar un estudio de cada una de las personas que integran nuestro equipo. El estímulo, también debe adecuarse a cada una de las personas para lograr la efectividad buscada. No todos responden de igual manera.

Un buen jefe, es la persona que puede entender a su gente en el aspecto personal y sabe como conseguir que cada trabajador dé lo mejor de sí para la empresa. Logrando con esto un bienestar, tanto para el trabajador como para el empleador.

Alguna vez se preguntaron: ¿Cuál es la diferencia entre un buen jefe y un jefe bueno?

LO QUE YO, COMO TRABAJOR, QUISIERA DE MI JEFE:
Seguidamente plantearemos 18 reglas, las mismas que deberían ser tomadas en consideración por todas las jefaturas.

1-CONSIGUE QUE TE TENGA RESPETO Y NO MIEDO
Porque con miedo, no rindo bien, me pongo nervioso y me salen mal las cosas, me cohíbes para poder darte ideas y apoyarte; además, evito estar lo más que pueda junto a ti, porque no me siento a gusto.

2-Enséñame , NO ME GRITES
Y todos salimos ganando, tú: mi jefe, la empresa y yo. Porque al hablar pausado y calmado, te entiendo y comprendo, te ahorro tiempo y yo produzco más y mejor.

3-ORIÈNTAME, NO ME OFENDAS
Es mejor para tu salud y para mi dignidad, si en forma tranquila me explicas nuevamente en lo que me equivoqué y verás que no vuelve a suceder.

4-Salúdame, HAZME SENTIR EN CASA
Jefe, siempre te saludo y muchas veces ni me contestas el saludo, cuando llegas al trabajo ò te retiras; que bien me sentiría si tú me saludaras, unas simples palabras como: Buenos días o hasta mañana, ¿cómo está la familia?, etc., me harían sentir como si el trabajo fuera mi familia y, ¿sabes qué?, me preocuparía y produciría más por la empresa.

5-PREOCÙPATE POR MÍ
Por cómo me siento, cómo está mi familia, qué problemas tengo; aunque no lo creas, esto me haría sentir muy bien.

6-FELICÌTAME EN PÙBLICO
Porque eso me haría sentir muy importante y trataría siempre, que situaciones así, se presenten continuamente.

7-REGÀÑAME EN PRIVADO
Porque bastante vergüenza tengo con tu regaño y me sentiría muy humillado, que todo el mundo tenga que enterarse.

8-NO ME PRESIONES
Si estás encima de mí todo el día, mi trabajo será muy pobre; confía en mi, sino reubícame o retírame, porque de esta manera ambos estaremos mejores.

9-NO ME CONFUNDAS, SÉ CLARO
Antes de impartir una orden, debes estar seguro de lo que se debe hacer, para que pueda hacerlo bien. Nunca debo dudar si tu orden es la correcta o no.

10-SÈ JUSTO
Porque de esta manera me siento seguro y te voy a producir más. Cuando des órdenes escritas o directas, cuando evalúes resultados, cuando juzgues situaciones y, sobre todo, cuando exijas objetivos en general, siempre piensa que puedes ser tú, el que tenga que cumplir esa directiva y, si estás de acuerdo, significa que haces lo correcto.

11-HAZME SENTIR IMPORTANTE
Que mi trabajo vale, que mi trabajo te importa y, sobre todo, que reconoces mi esfuerzo. De esta manera obtendrás lo mejor de mi para la empresa y para ti.

12-NO ABUSES DE TU PODER
Pensaré que eres el hombre con más poder en el mundo, mientras no abuses, caso contrario serás un abusivo y acomplejado, sin conocimiento para tratar al personal.

13-DÀME EL EJEMPLO
En responsabilidad, puntualidad, organización, limpieza, buen trato, que seas el que yo seguiré. Porque tú eres mi ejemplo y siempre trataré de hacer lo que tus haces.

14-RESPETA MIS DESCANSOS
Porque son míos y de mi familia, tal como nosotros te respetamos a ti.

15-UBÌCAME CON RESPECTO A LO QUE ME HABLAS
Porque, como comprenderás, no soy mago para saber de lo que estás hablando, ya que yo estoy en lo mío y tú en lo tuyo.

16-NO ME MALTRATES
Nunca y menos en público, como cuando llamas por teléfono y estoy con personas al costado, o vienes donde mi y me haces avergonzar con tu trato fuerte, que yo lo conozco pero los clientes o terceras personas, no.

17-APRENDE A SER EQUITATIVO
Reconociendo el esfuerzo, tanto físico como de conocimientos, de tus trabajadores, porque, si premias al que menos hace, tu mismo estás dañando a tu empresa, debido a que el resto bajará su producción.

18-NO ME AMENACES
Diciéndome que si no cumplo el objetivo me despedirás, porque fuera de la preocupación de no poder cumplirlo, tendré la preocupación de que me despedirás por no cumplir una meta, de la cual tú eres el responsable directo, porque yo seguí tu política de trabajo y si no resulta, es tu responsabilidad, por no conocer el trabajo y comprometer mi responsabilidad con tu fracaso y, sobre todo, porque nunca me quisiste escuchar.

Por ultimo, comprenderás jefe, que el jefe no nace, se hace, con: experiencia, conocimiento, técnicas y, sobre todo, la voluntad de aprender, a corregir, enseñar, dirigir, sancionar y exigir, en forma justa y equitativa.

Porque ser jefe no es fácil, y eso lo entiendo; creo que lo más importante es que tú lo entiendas, porque de esta manera todo será mucho mejor, para la empresa, tu persona y yo.

Con aprecio,

Tu trabajador.

A %d blogueros les gusta esto: