Estas son las 10 principales limitaciones de ChatGPT, la IA de la que todo el mundo está hablando

POR BERNARD MARR

4/3/2023

Como modelo lingüístico de IA, ChatGPT es capaz de realizar diversas tareas, como traducir idiomas, escribir canciones, responder a preguntas de investigación e incluso generar código informático. Con sus impresionantes capacidades, ChatGPT se ha convertido rápidamente en una herramienta popular para diversas aplicaciones, desde chatbots hasta la creación de contenidos.

Pero a pesar de sus avanzadas capacidades, ChatGPT no está exento de limitaciones. Como cualquier otra tecnología de IA, ChatGPT tiene ciertos puntos débiles y desafíos que pueden afectar a su rendimiento y precisión.

Aquí exploraremos algunas de las limitaciones de ChatGPT, que van desde su incapacidad para comprender contextos complejos hasta su dependencia de datos sesgados. Al conocer las limitaciones de ChatGPT, podemos comprender mejor los posibles inconvenientes y retos de utilizar modelos lingüísticos de IA en diversos contextos.

Falta de sentido común: Aunque ChatGPT puede generar respuestas similares a las humanas y tiene acceso a una gran cantidad de información, no posee sentido común de nivel humano, y el modelo también carece de los conocimientos previos que tenemos nosotros. Esto significa que ChatGPT puede dar a veces respuestas sin sentido o inexactas a determinadas preguntas o situaciones.

Falta de inteligencia emocional: Aunque ChatGPT puede generar respuestas que parezcan empáticas, no posee verdadera inteligencia emocional. No puede detectar señales emocionales sutiles ni responder adecuadamente a situaciones emocionales complejas.

Limitaciones en la comprensión del contexto: ChatGPT tiene dificultades para entender el contexto, especialmente el sarcasmo y el humor. Aunque ChatGPT es competente en el procesamiento del lenguaje, puede tener dificultades para captar los sutiles matices de la comunicación humana. Por ejemplo, si un usuario utiliza el sarcasmo o el humor en su mensaje, ChatGPT puede no captar el significado deseado y proporcionar una respuesta inapropiada o irrelevante.

Problemas para generar contenidos largos y estructurados: En este momento, ChatGPT tiene algunos problemas para generar contenidos estructurados de forma larga. Aunque el modelo es capaz de crear frases coherentes y gramaticalmente correctas, puede tener problemas para producir contenidos largos que sigan una estructura, un formato o una narrativa determinados. Por ello, ChatGPT es más adecuado para generar contenidos breves, como resúmenes, viñetas o explicaciones breves.

Limitaciones en el manejo de múltiples tareas al mismo tiempo: El modelo funciona mejor cuando se le asigna una única tarea u objetivo en el que centrarse. Si le pides a ChatGPT que realice varias tareas a la vez, le costará priorizarlas, lo que provocará una disminución de la eficacia y la precisión.

Respuestas potencialmente sesgadas: ChatGPT se entrena con un gran conjunto de datos de texto, y esos datos pueden contener sesgos o prejuicios. Esto significa que, en ocasiones, la IA puede generar respuestas sesgadas o discriminatorias de forma involuntaria.

Conocimientos limitados: Aunque ChatGPT tiene acceso a una gran cantidad de información, no puede acceder a todos los conocimientos que tienen los humanos. Es posible que no pueda responder a preguntas sobre temas muy específicos o de nicho, y que no esté al tanto de los últimos avances o cambios en determinados campos.

Problemas de precisión o gramaticales: La sensibilidad de ChatGPT a las erratas, los errores gramaticales y las faltas de ortografía es limitada por el momento. También es posible que el modelo produzca respuestas técnicamente correctas pero que no sean del todo precisas en términos de contexto o relevancia. Esta limitación puede resultar especialmente difícil cuando se procesa información compleja o especializada, en la que la exactitud y la precisión son cruciales. Siempre debes tomar medidas para verificar la información que genera ChatGPT.

Necesidad de ajuste: Si necesita utilizar ChatGPT para casos de uso muy específicos, es posible que tenga que ajustar el modelo para conseguir lo que necesita. El ajuste fino implica entrenar el modelo con un conjunto específico de datos para optimizar su rendimiento en una tarea u objetivo concreto, y puede llevar mucho tiempo y consumir muchos recursos.

Costes y potencia de cálculo: ChatGPT es un modelo lingüístico de IA muy complejo y sofisticado que requiere importantes recursos informáticos para funcionar con eficacia, lo que significa que ejecutarlo puede resultar caro y requerir el acceso a sistemas de hardware y software especializados. Además, ejecutar ChatGPT en hardware de gama baja o en sistemas con potencia de cálculo limitada puede dar lugar a tiempos de procesamiento más lentos, menor precisión y otros problemas de rendimiento. Las organizaciones deben considerar detenidamente sus recursos y capacidades informáticas antes de utilizar ChatGPT.

OpenAI está desarrollando actualmente una nueva versión de ChatGPT, que probablemente saldrá a la venta a finales de este año.

Con información de forbes.es