Ética vs Competitividad

Los cambios radicales de economías cerradas a mercados globales, de organizaciones jerárquicas a nuevos estilos de estructuras organizacionales, traen como consecuencia diferentes impactos en la sociedad, por un lado, crean los cimientos de la nueva era de la información del siglo XXI y por otro, afectan el estilo de vida de las personas ocasionando complejos dilemas morales y éticos.

Hoy en día las empresas se enfrentan a un sin número de problemas y desafíos que deben confrontar en un mundo cada vez más competitivo, global y en donde la única constante es el cambio.

Estos cambios radicales de economías cerradas a mercados globales, de organizaciones jerárquicas a nuevos estilos de estructuras organizacionales, traen como consecuencia diferentes impactos en la sociedad, por un lado, crean los cimientos de la nueva era de la información del siglo XXI y por otro, afectan el estilo de vida de las personas ocasionando complejos dilemas morales y éticos.

En los últimos años el cuestionamiento acerca de la ética se ha incrementado, llegando a ser en los 90´s uno de los principales temas en las agendas de negocios, del mismo modo la tecnología de la información ha tenido un auge en los negocios, principalmente administrando su información y en la mayoría de las veces enfocado con obtener mayor competitividad. Las organizaciones en su afán de ser competitivas, se olvidan de algo tan sencillo pero tan difícil de lograr, la ética en los negocios.
Aquí cabe mencionar la reflexión que hace Esperanza Guisán, donde se cuestiona lo siguiente: «….Pareciera que nuestro destino no es otro que sucumbir ante un caos moral, una sociedad permisiva hasta límites intolerables dominados por la codicia del dinero fácil, la competitividad, el consumismo y la corrupción.»

Pero afortunadamente este caos moral que se vislumbra, nos ha puesto a reflexionar y buscar soluciones a estos problemas éticos y morales. Es aquí donde la información juega un papel importante en la sociedad y es responsabilidad de nosotros el de administrar los conocimientos y la información con juicio recto y moral.

Dejemos abierta la reflexión sobre la ética vs competitividad, citando a Alvin Toffler, en su libro El Cambio del Poder.

FUENTE: Monografías.com

A %d blogueros les gusta esto: