Funciones del Docente Universitario Moderno

El mejor maestro es aquel que trata de realizar en sí mismo
lo que trata de realizar en los demás.

Demóstenes
Resumen

Las características de los escenarios educativos de acuerdo a la realidad del presente, obligan a redefinir las funciones del docente universitario, el cual debe manifestar una constante proactividad en su desempeño. Sobre todo, estar actualizado de acuerdo a los requerimientos que se necesitan, a fin de aportar los conocimientos que conlleven a sus estudiantes, adentrarse en esa realidad de acuerdo a la profesión seleccionada y garantizar un ejercicio profesional que favorezca a todos, específicamente en su especialidad. Por tanto, es necesario determinar cuáles deben ser estas funciones y tratar de que logren el objetivo de proporcionar una docencia confiable, que garantice la formación de profesionales requeridos para afrontar los retos y generar los cambios que se necesitan.

Palabras claves

Desempeño, funciones, tareas, compromiso, obligaciones, resultados.

Anotaciones básicas, funciones

Se ha comentado, que el presente demanda de docentes cada día con mayor presupuesto epistemológico, dispuestos a asumir la diversidad del conocimiento, liderazgo; ser más creativos e innovadores para facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje, de esta forma adaptarse a la nueva visión de la universidad del siglo XXI.

La realidad muestra cada día, la necesidad de que el docente moderno utilice adecuadamente las herramientas y conocimientos necesarios que los actuales escenarios requieren, a fin de garantizar que el estudiante bajo su cargo, no solamente adquiera los adecuados para afrontar los retos, generar las transformaciones que sean necesarias de acuerdo a su profesión, sino, que de paso, adquiera nuevos conocimientos que favorezcan a las instituciones en donde labora, a la comunidad , al país.

Al respecto de las funciones, es muy interesante tomar en cuenta las valiosas aportaciones que nos lega e indica Pere Marquès Graells y que transcribimos en parte, sobre lo que hoy en día deberían ser:

· Diagnóstico de necesidades. – Conocer al alumnado y establecer el diagnóstico de sus necesidades, es importante: – Conocer las características individuales (conocimientos, desarrollo cognitivo y emocional, intereses, experiencia, historial…) y grupales (coherencia, relaciones, afinidades, experiencia de trabajo en grupo…) de los estudiantes en los que se desarrolla su docencia. – Diagnosticar las necesidades de formación del colectivo de los estudiantes a los que se dirige la formación, teniendo en cuenta sus características y las exigencias legales y sociales.
· Preparar las clases. Organizar y gestionar situaciones mediadas de aprendizaje con estrategias didácticas que consideren la realización de actividades de aprendizaje (individuales y cooperativas) de gran potencial didáctico y que consideren las características de los estudiantes. – Planificar cursos. – Diseño del currículum: objetivos, contenidos, actividades, recursos, evaluación…. En algunos casos puede ser conveniente prever distintos niveles en el logro de los objetivos. – Diseñar estrategias de enseñanza y aprendizaje (intervenciones educativas concretas, actividades). – Preparar estrategias didácticas (series de actividades) que incluyan actividades motivadoras, significativas, colaborativas, globalizadoras y aplicativas. Deben promover los aprendizajes que se pretenden y contribuir al desarrollo de la personal y social de los estudiantes. – Encaminar a los estudiantes hacia el aprendizaje autónomo y promover la utilización autónoma de los conocimientos adquiridos, con lo que aumentará su motivación al descubrir su aplicabilidad, – Diseñar entornos de aprendizaje que consideren la utilización) de los medios de comunicación y los nuevos instrumentos informáticos y telemáticos, aprovechando su valor informativo, comunicativo y motivador. Así preparará oportunidades de aprendizaje para sus alumnos. – Aprovechar múltiples recursos y las aportaciones didácticas que pueden proporcionar sus distintos códigos y lenguajes. – Considerar la posibilidad de ofrecer a los estudiantes diversas actividades que puedan conducir al logro de los objetivos (para facilitar el tratamiento de la diversidad mediante diversas alternativas e itinerarios). – Elaborar la web docente.
· Buscar y preparar materiales para los alumnos, aprovechar todos los lenguajes. – Elegir los materiales que se emplearán, el momento de hacerlo y la forma de utilización, cuidando de los aspectos organizativos de las clases (evitar un uso descontextualizado de los materiales didácticos). Estructurar los materiales de acuerdo con los conocimientos previos de los alumnos (si es necesario establecer niveles). – Buscar y preparar recursos y materiales didácticos. – Buscar recursos relacionados con la asignatura. – Seleccionar los recursos más adecuados en cada momento (según objetivos y contenidos, alumnos, contexto.. y las propias características del profesor.). Su eficacia didáctica dependerá del acierto de esta elección y de la manera en la que se prescriba su uso). – Utilizar los diversos lenguajes disponibles.
· Motivar al alumnado. – Despertar el interés de los estudiantes (el deseo de aprender) hacia los objetivos y contenidos de la asignatura (establecer relaciones con sus experiencias vitales, con la utilidad que obtendrán…). Y mantenerlo. – Motivar a los estudiantes en el desarrollo de las actividades (proponer actividades interesantes, incentivar la participación en clase…). – En el caso de estudiantes on-line, resulta especialmente importante proporcionar apoyo y motivación continuada pero sin agobiar (el riesgo de abandono de los estudiantes «a distancia» es mayor. – Establecer un buen clima relacional, afectivo, que proporcione niveles elevados de confianza y seguridad: presentación inicial, aproximaciones personales…
Docencia centrada en el estudiante, considerando la diversidad. – Gestionar el desarrollo de las clases manteniendo el orden. – Informar a los estudiantes de los objetivos y contenidos de la asignatura, así como de las actividades que se van a realizar y del sistema de evaluación. Negociar posibles actividades a realizar. – Impartir las clases gestionando las estrategias previstas y adaptando las actividades de aprendizaje a las circunstancias del momento (alumnos, contexto…). Resulta imprescindible tener una buena planificación, pero se debe actuar estratégicamente. – Mantener las disciplina y el orden en clase (normas, horarios…). Las normas pueden ser tan abiertas como se considere oportuno, pero deben cumplirse. – Proporcionar información. Constituir una fuente de información para los alumnos, pero no la única, (presentación de los aspectos más importantes de los temas, sus posibles aplicaciones prácticas, sus relaciones con otros temas conocidos…). Sugerir la consulta de otras fuentes alternativas. – Proporcionar a los estudiantes información básica sobre los contenidos de la asignatura (guión, visiones generales, textos básicos, esquemas…). – Indicar fuentes de información, materiales didácticos y recursos diversos. – Facilitar la comprensión de los contenidos básicos y fomentar el autoaprendizaje. – Realizar exposiciones magistrales que faciliten la comprensión de los contenidos básicos de la asignatura (visiones generales, conceptos difíciles, procedimientos….). – Establecer relaciones constantes entre los conocimientos previos de los estudiantes y la información objeto de aprendizaje. Velar por un aprendizaje significativo. – Dosificar los contenidos y repetir la información cuando sea conveniente. – Presentar una perspectiva globalizadora e interdisciplinaria de los contenidos. – Enseñarles a aprender de manera autónoma, y desarrollar estrategias de autoaprendizaje permanente Proponer actividades de aprendizaje y orientar su realización. Fomentar la participación de los estudiantes. Los alumnos, en sus aprendizajes, son procesadores activos de la información, no son meros receptores pasivos. – Asesorar en el buen uso de los instrumentos informáticos que faciliten el proceso de la información en la asignatura: elaboración de trabajos……- Evaluar los aprendizajes de los estudiantes y las estrategias didácticas utilizadas. – Ofrecer tutoría y ejemplo. – Ayudar a los estudiantes a seleccionar las actividades de formación más adecuadas a sus circunstancias. – Investigar en el aula con los estudiantes, desarrollo profesional continuado. – Experimentar en el aula, buscando nuevas estrategias didácticas y nuevas posibilidades de utilización de los materiales didácticos. – Colaborar en la gestión del centro utilizando las ayudas tecnológicas.

Conclusiones

En definitiva, hay nuevos cambios, aspectos, que deben ser tomados en cuenta en pro del desempeño, funciones, que debe realizar el docente moderno, sabiendo aprovechar las aportaciones que se suscitan de la informática y los que estas ha generado en pro del aprendizaje, capacitación, de profesionales que favorezcan el desarrollo, los logros.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: