Deivis Rodríguez / En tiempos de crisis lo mejor es ahorrar. En un escenario de caída de los precios del petróleo —que hoy superan levemente los US$ 50—, el Gobierno nacional una serie de estrategias para ahorrar y captar la mayor cantidad de divisas que le permitan ser frente a sus compromisos financieros de 2015.

Reducir el subsidio de la gasolina, bajar las importaciones, vender parte de sus reservas de oro, disminuir la cantidad de divisas a los “viajeros” y “perdonar” parte de las deudas a sus socios en Petrocaribe, se perfilan desde ya como las primeras “jugadas” del Ejecutivo para “esquivar” un descenso vertiginoso en sus recursos económicos causado por la inestabilidad de los precios del crudo venezolano.

Recientemente, el economista Asdrúbal Oliveros explicó que con un precio promedio del barril en US$ 45 por barril, estimado para 2015, origina un déficit de US$ 25,7 millardos a las arcas del Estado. Cálculos de la firma Ecoanalítica estiman que la cifra podría extenderse hasta los 40 mil millones de dólares.

“Los actuales precios del crudo le estarían generando al país ingresos por debajo de los 45.000 millones de dólares, en el mejor de los escenarios. Nada comparado con los 92 millardos captados en 2008. Este escenario de crisis ya se vivió en 2009 y se tuvo que ‘apretar el cinturón’ (…) la gran deuda del Gobierno fue que nunca se creó un verdadero fondo de ahorro de divisas para que no se repitiera la misma historia”, opinó el economista local, Manuel Quintero.

Datos extraoficiales de agencias internacionales dan cuenta que Venezuela deberá cancelar este año unos US$ 10.000 como parte de sus compromisos financieros. Para el venidero 2016 otros 10.000 millones y cerca de 14.000 millones de dólares en 2017. 

El pasado martes, el presidente Nicolás Maduro recordó que en la actualidad el país atraviesa por una caída en los precios del petróleo, que obliga a priorizar los gastos. “Tenemos que administrar lo que tenemos con la mayor eficiencia para que no se detenga nada, ni la vivienda, ni la educación (.. ) el escenario que se maneja es que los precios se van a mantener bajos”, concluyó el Jefe del estado.

Carburante – Gasolina sin subsidio 

Anualmente, el Gobierno destina unos US$ 12.500 millones por concepto de subsidio a los carburantes. El economista e investigador del CIM, Víctor Álvarez, coincide que “sincerar el precio de la gasolina generaría un ahorro de entre 6.000 y US$ 10.000 millones (…) estas soluciones están al alcance de la mano, no hay que ir al FMI ni al BM para endeudarse”.

Este año ya se inició “un gran debate nacional” para adecuar el precio de los combustibles. 

Metal – Venta del oro nacional

Hoy, el Ejecutivo estudia la posibilidad de canjear —en calidad de préstamo— parte de sus reservas de oro: 1,4 millones de onzas troy.
Actualmente, la onza de oro se cotiza sobre los US$ 1.150 y datos aportados por la agencia Reuters indican que la nación estaría buscando con el contrato de “canje” captar unos US$ 1.500 millones en corto plazo.
Datos del WGC indican que Venezuela acumula un promedio de 367,6 toneladas.

Petróleo – Perdonar deudas en Petrocaribe

Los 14 países que forman parte del acuerdo de Petrocaribe aún le deben al país unos 9,7 millardos de dólares. El Gobierno ya redujo a República Dominicana (uno de sus socios) en 52% de la deuda pendiente por suministro de petróleo y captó unos US$ 1.933,2 millones.
El analista José Sangronis opinó que si Venezuela aplica al resto de los socios “lo mismo que a Dominicana, entonces podría estar captando de manera rápida unos US$ 4.000 millones”.

Divisas – Bajar montos a cupos de dólares

Un ahorro estimado de unos US$ 2.800 millones se ‘ahorraría’ la República por los recortes en las asignaciones de dólares para usuarios por concepto de viajes al extranjero y compras por internet.

El cálculo lo efectuó la firma inglesa Barclays. “Es una cantidad nada despreciable que podría proporcionar la ayuda necesaria para los flujos de efectivo ajustados de Venezuela”, dijo el estudio del organismo.

Producción – Importar menos

El Gobierno estima reducir este año entre un 30% y 40% las divisas asignadas a las importaciones. De cumplirse la meta podrían ahorrarse hasta 5.000 millones de dólares. 

El economista Blagdimir Labrador enfatiza que en Venezuela debe “avanzarse aún más en la industrialización de nuestras empresas. Con eso se puede derrotar el modelo del rentismo y de importación”.

En 2014, el Cencoex asignó y liquidó unos 14,4 millardos de dólares por concepto de importaciones.

Fuente: http://m.panorama.com.ve/movil/noticia.html?nota=/contenidos/2015/04/19/noticia_0003.html#