Google tiene, a partir del martes 9 de septiembre, su propio satélite para fotografiar la Tierra

J. M. NIEVES | MADRID – El día martes 9 de septiembre, en efecto, fue lanzado con éxito al espacio, desde la base de las fuerzas aéreas norteamericanas de Vandenberg, el primer cohete de la historia que lleva el logotipo del gigante de Internet impreso en el fuselaje.

La carga útil del cohete es el satélite GeoEye-1, que suministrará en exclusiva a Google todo el material gráfico que necesita para sus dos aplicaciones estrella, Google Maps y Google Earth.

Acuerdo exclusivo

A finales de agosto, Google firmó un acuerdo con la compañía GeoEye para que ésta se convirtiera en su proveedor exclusivo. En virtud del mismo, Google será la única empresa con «actividades cartográficas»que podrá utilizar las imágenes obtenidas por el satélite. GeoEye-1 orbitará la Tierra a 680 kilómetros de altura, pero eso no le impedirá obtener imágenes de cualquier punto del planeta con una resolución de 41 centímetros por píxel.

Sin embargo, en virtud de los términos de la licencia concedida a GeoEye por el Gobierno de los Estados Unidos, Google sólo podrá usar los datos del satélite a una resolución máxima de 50 centímetros. Suficiente, en todo caso, para ofrecer todo lujo de detalles sobre cualquier edificio o calle del planeta. El ingenio orbital está equipado con las cámaras más potentes y de mayor resolución de cuantas se utilizan en el mundo en el sector privado.

A partir de su despliegue definitivo durante los próximos días, el nuevo satélite estará en condiciones de ofrecer, cada 24 horas, vistas panorámicas y en alta resolución de un área equivalente a Nuevo México. En la actualidad, la resolución de las imágenes usadas por Google varía mucho, dependiendo de las zonas. Vastas áreas del planeta sólo se aprecian a una resolución de 15 m por píxel.

Fuente: http://www.abc.es/

A %d blogueros les gusta esto: