Promoción y Prevención de Accidentes en Manos

De acuerdo con las estadísticas de la Oficina Internacional del Trabajo, OIT, se producen cada año 120 millones de accidentes laborales en los lugares de trabajo de todo el mundo. De éstos, en 210.000 se registran fallecimientos. Cada día, más de 500 hombres y mujeres no regresan a sus hogares victimas de este tipo de accidentes mortales.

Es así como encontramos que la salud de los trabajadores, ha sido una preocupación grande para organismos internacionales como la OIT y la OPS/OMS, entre otros. Preocupación aumentada por el cambio en los modelos de desarrollo y su impacto sobre las condiciones de vida y de trabajo, factores de riesgo en los centros laborales.

Por ser el centro laboral el lugar donde los empleados pasan la mayor parte del tiempo, es precisamente allí donde se deben generar estrategias de promoción y prevención de la salud de los trabajadores.

Si consideramos que la industria manufacturera, la construcción, agricultura y ganadería, la seguridad privada y pública, vigilancia y escoltas, transporte, almacenamiento y comunicaciones, son los sectores donde se identifican los puestos de labor más propensos a la accidentalidad y que los accidentes más frecuentes son los golpes con objetos contundentes, tropezones, caídas, traumas, amputaciones, lesiones oculares y de la piel, siendo las manos y los dedos los más expuestos a una lesión, se hace necesario el diseño de un programa de promoción y prevención para lesiones en mano.

Una vez que la compañía identifica el tipo de accidente más frecuente, que para el caso que nos ocupa es la lesión en dedos y manos, se procede a través de la Medicina Laboral, a implementar actividades de promoción y prevención oportuna para garantizar la salud de los trabajadores, preservando sus capacidades productivas, favoreciendo su calidad de vida, el desempeño de los trabajadores, la disminución de la accidentalidad y por ende la protección de la vida del trabajador.

Al realizar el correspondiente programa de promoción y prevención de la accidentalidad en lesiones en manos, se deben considerar los siguientes aspectos:

1. Atención del ambiente. Aquí se contemplan las inspecciones, medidas correctivas y preventivas en maquinas y el correspondiente seguimiento. Este aspecto implica:

 Realizar un inventario de la accidentalidad, identificando las áreas de la empresa y/o puestos de trabajo en los cuales se presenta este tipo de accidentes.
 Evaluar y clasificar las áreas y/o puestos de trabajo identificados. Esta evaluación consiste en realizar una revisión y análisis de los accidentes ocurridos.
 Clasificar al personal expuesto por grado de riesgo. Se identifica el tipo de riesgo, que para el caso de accidentes en manos el más común es de tipo mecánico con mecanismos en movimiento.

2. Atención al individuo. Se contemplan los siguientes niveles :

Nivel I. Promoción de la salud. Este nivel incluye una inducción, reinducción al cargo, capacitación en autocuidado, capacitación en prevención de accidentes en manos, evaluación de los elementos de protección personal, capacitación en el uso de elementos de protección personal, seguimiento al uso de elementos de protección personal, capacitación en primeros auxilios. Es aconsejable desarrollar estas actividades en conjunto con el Responsable de Salud Ocupacional de la empresa, los líderes del programa de Salud Ocupacional y la Administradora de Riesgos Profesionales.

Nivel II. Detección Precoz: En este nivel, se efectúan los exámenes médicos periódicos, los cuales van a detectar si existe algún tipo de predisposición al accidente de trabajo, esto se puede manejar con la Empresa Promotora de Salud, después de realizada la valoración estas personas ingresarán al nivel I de promoción de la salud.

Asimismo, cuando se presente la lesión se debe realizar el reporte de accidente de trabajo correspondiente, y cuando el empleado se reincorpore a la compañía, se vinculará al nivel I de prevención primaria y/o promoción de la salud.

La valoración medica en los puestos de trabajo, nos ayudará a determinar cuales trabajadores están mayormente expuestos a lesiones en mano por el tipo de instrumento utilizado, por la maquinaria, por trabajo repetitivo y monótono.

Nivel III. Rehabilitación Profesional. Luego de acaecido el accidente, se brindan los primeros auxilios al lesionado, se hace el reporte de accidente de trabajo ante la Administradora de Riesgos Profesionales, se traslada para la atención médica y dependiendo del tipo de lesión se le brindará la rehabilitación correspondiente. Una vez se recupere el empleado y se reincorpore a la compañía, se vinculará al nivel I de prevención primaria y/o promoción de la salud.

Después de implantadas las medidas de promoción y prevención de accidentes en manos, se evaluará su efectividad en términos de reducción de la accidentalidad y se harán los ajustes necesarios a las medidas adoptadas.

La promoción y prevención de éste tipo de accidentes de trabajo, se da por su estrecha relación con la productividad, la motivación laboral, la satisfacción en el trabajo y la calidad de vida en general.

Dirección-E: [email protected]

Referencias Bibliográficas

Ayala Carlos. Legislación en salud ocupacional y riesgos profesionales. Bases del sistema general de riesgos profesionales. Decreto 1295/94. Ediciones salud laboral 2001.

Cortes Díaz J. M. (2001). Seguridad e Higiene del trabajo. Técnicas de prevención de Riesgos Laborales. México: Alfaomega.

Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo. OIT. Industrias textiles y de la confección.

A %d blogueros les gusta esto: