Henkel García: “Aumentar demanda del bolívar con impuesto al dólar más que un incentivo es coacción; buscan meter miedo”

El economista Henkel García se refirió este jueves a la reforma de la Ley de Grandes Transacciones Financieras aprobada por la Asamblea Nacional elegida en 2020 y que ha generado preocupación en empresarios, comerciantes y ciudadanos debido a que incluye un impuesto a las transacciones en dólar, otras divisas y criptomonedas.

En el foro “Medidas económicas 2022 ¿Apertura o desastre?”, organizado por Formación y Acción, el economista mencionó primero el anuncio de Nicolás Maduro el 2 de febrero de reducir el encaje legal de 85% a 73%. García consideró que esa medida permite vislumbrar que el gobierno tiene la intención de permitir una reapertura progresiva del crédito en Venezuela. Pero “muy poco a poco”.

Impuesto al dólar: En cuanto al impuesto a las transacciones en dólares dijo que, aunque se muestre como una medida recaudatoria, considera que la intención principal del Ejecutivo está enfocada en crear demanda de bolívares, para lo cual debe desestimular el uso del dólar. “¿Qué buscan? Crear demanda del bolívar, desestimular el pago en divisas y que la gente pague en moneda local. Lo que buscan no es tanto recaudar”, dijo. Explicó que en la lógica del gobierno desestimular el uso del dólar y estimular la demanda del bolívar permitiría estabilizar el tipo de cambio y, a la vez, consolidar una estabilidad monetaria.

“El gobierno tiene las intenciones, aunque no de la mejor manera, de que la gente vaya retomando la confianza en el bolívar”, indicó.

El objetivo de la recaudación. En referencia sobre la intención no meramente recaudatoria del impuesto al dólar tiene su raíz en que la medida, lejos de favorecer la recaudación, parece incentivar la evasión, algo que economistas han puesto sobre la mesa en la última semana. García afirmó: “Sí quieren aumentar la recaudación, pero no necesariamente por esta vía”. Explicó, en ese sentido, que el gobierno tiene la perspectiva de lograr aumentar la recaudación fiscal con la liberación de créditos, lo que incidiría en un crecimiento de la economía en la que, a la vez, la ciudadanía confíe en la moneda nacional. “Esa es la intención, que lo vayan a lograr es otra cosa”, aclaró.

Pese a todo, destacó que la manera en que el Ejecutivo intenta llegar a ese entorno no es óptima. “Para desdolarizar, debes hacer que pagar en tu moneda (el bolívar) sea más sencillo. El gobierno apunta hacia allá, pero hay un asunto clave: no hay confianza hacia el bolívar”, dijo. “El sistema de pagos en Venezuela hoy es un desastre. Es tortuoso pagar en Venezuela”, añadió. La desconfianza en el bolívar está tan enraizada que el tipo de cambio se estancó y la gente sigue prefiriendo el dólar Destacó que la marcada desconfianza en el bolívar se evidencia en el hecho de que por aproximadamente medio año el tipo de cambio se ha mantenido estable, entre 3 y 5 bolívares, sin que por ello la ciudadanía deje de intentar mantener su dinero en dólares. Enfatizó que de por sí es improbable que las personas migren de dólares a bolívares para realizar transacciones, pero que es aún más improbable que lo hagan para ahorrar. “Para el ahorro eso va a requerir muchísimo más esfuerzo, pues para ahorrar (en bolívares) la desconfianza es aún mayor que para pagar”, puntualizó.

Evasión e informalidad. Sobre el hecho de que el impuesto al dólar pudiera incentivar la evasión y la informalidad, García consideró que en efecto sucederá. No obstante, aclaró que no todas las empresas pueden evadir. “Puede haber un incentivo a informalizar las operaciones. Pero ponderarlo es complicado, porque si bien hay algunas que puedan evadir, otras no”, dijo. Y consideró que la manera en que el gobierno busca incentivar la demanda del bolívar es “muy perversa”. “Esto es un incentivo muy perverso porque parece más coacción que un incentivo. Lo que buscan es meter miedo”, señaló.

Con información de cesla.com

fotografia de banca y negocios.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: