Escrito por Antonio Bermúdez

La Ley de Precios Justos ha generado distorsiones en el mercado

Hasta 17% (Bs 2.000) de un salario mínimo neto actual, ubicado en Bs 11.578, debe invertir un venezolano para comprar en el mercado informal un desodorante, tercer producto más buscado en el mercado en general durante febrero de este año.

La firma Hinterlaces realizó  un recorrido por las inmediaciones del Mercado Municipal de Catia y pudo constatar que de las farmacias y supermercados visitados en la zona, ninguna tenía el producto en sus anaqueles; únicamente los comerciantes informales contaban con desodorantes entre su mercancía.

Lo más destacable del recorrido fue constatar la diversidad de presentaciones como barra, crema, spray, gel, bolita que ofertan los llamados “bachaqueros” y la presencia de efectivos policiales en la zona que presenciaban las ventas ilegales sin injerencia alguna.

Operativo contra el bachaqueo

Autoridades del Gobierno Nacional iniciaron en Caracas el “Despliegue General contra el Bachaqueo” que esperan extender al resto del país.

“Declaramos la guerra a las colas y el bachaqueo. No tendremos clemencia con aquellos que juegan con la alimentación de los venezolanos. De manera responsable asumimos este gran reto con la ciudadanía (…) A ellos con todo el peso de la Ley”, puntualizó Daniel Aponte, jefe de Gobierno del Distrito Capital (GDC).

En el operativo fueron denunciadas irregularidades con la venta de productos de aseo personal. El superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), William Contreras, declaró que la empresa Unilever será sometida a un proceso de fiscalización:

Reveló que encontraron algunos comercios que limitan de manera “deliberada” la venta de productos básicos y responsabilizó a Consecomercio por estas acciones que, a juicio de Contreras, desencadenan “malestar y angustia en los consumidores” y los acusó de promover un “boicot” a la economía venezolana.

Empresarios responden

Para Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, estos pronunciamientos del Ejecutivo acentúan la “criminalización de los empresarios” venezolanos.

Martínez sostuvo que el control de precios y las fallas en los insumos de materias primas son las principales dificultades que presentan las empresas para garantizar el abastecimiento de los productos.

Explicó que la Ley de Precios Justos ha generado distorsiones en el mercado y ha significado grandes pérdidas para los empresarios:

“Es una Ley altamente punitiva y es el marco propicio para la discrecionalidad por parte de funcionarios que incentivan el chantaje y la corrupción, jugando con el desespero de empresarios”

Destacó que debe trabajarse en un mecanismo realmente eficiente para la fijación de precios, que atienda los complejos procesos de los encadenamientos productivos y garantice una rentabilidad justa.

Fallas en sector Higiene y Cuidado personal

La última revisión de precios a los productos de higiene y cuidado personal por parte del Superintendencia de Precios Justos (Sunnde) se realizó en septiembre del año 2014. Empresarios explican que ese aumento no cubrió todos los costos de producción y se elevaron los precios de transporte, fletes, insumos de materias primas, contrataciones laborales; mientras los productos continuaban regulados.

Representantes del sector además denuncian dificultades para acceder a las divisas y honrar sus compromisos con proveedores internacionales. Sostienen que han debido sortear con la irregularidad en los despachos de envases.

José González, presidente de Cámara Venezolana del Envase (Cavenvase), reportó que las irregularidades de estos insumos se debe principalmente a las fallas en las entregas de materias primas de proveedores estadales.

Productores de empaques plásticos rígidos, agremiados de Cavenvase, han manifestado serias deficiencias en el despacho de algunas resinas por parte de la Corporación Petroquímica de Venezuela (Pequiven); razón por la cual han debido recurrir a importaciones internacionales, que en este momento se encuentran detenidas debido a los altos niveles de endeudamiento. González advierte que de no solventar esta situación los inventarios podrían agotarse, lo que ocasionaría un paralización en líneas de producción.
Productores de envases metálicos también presentan deficiencias en la adquisición de materias primas. González sostiene que la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) no está despachando con regularidad desde el año 2010. Señaló que el último despacho se produjo entre finales de 2015 y principios de 2016.

Explicó que los productores han tratado de activar el mecanismo de importación mediante el Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la ALADI, que permite hacer pagos anticipados. Sin embargo, detalló que el proceso no es sencillo y toma meses para concretar el arribo de la mercancía.

Aunque el despacho del acero está previsto que llegue al país a finales de abril, por los códigos de reembolso otorgados este año para realizar operaciones por esa vía,no será suficiente para mantener la producción durante todo el año. Empresarios hacen un llamado al Gobierno para dialogar y estudiar vías que potencien el entendimiento de ambas partes, que restablezcan los procesos de producción necesarios para una regularización del abastecimiento del mercado de higiene y cuidado personal .

HINTERLACES