Internet y la cadena de valor de las compañías e industrias. Parte I

No cabe duda que la revolución de Internet se compara con eventos como: la invención de la pólvora, la imprenta y el diseño de la rueda, la electricidad; así como también la creación de la televisión y la computadora personal.

Fundamentalmente Internet afecta la manera cómo se realiza la comunicación entre personas, empresas, clientes e interesados. Para la industria y el comercio afecta la manera en que se realizan las actividades comerciales y como funcionan los mercados.

Afecta la forma en que se promocionan los productos y servicios, la publicidad, el envío y recepción de mercancías, obliga a cuestionar la importancia o la necesidad de algunas actividades de la cadena de valor, mejorando algunas y omitiendo otras.

Modifica el entorno competitivo de las empresas, modifica las cinco fuerzas competitivas, cambia las barreras de entrada y de salida de las empresas en juego.

El uso de Internet y del comercio electrónico puede reforzar los recursos competitivos de la organización. En contraparte, el mal uso o la carencia de la tecnología de Internet, y de otras tecnologías, como parte integrante de la estrategia en los distintos niveles, operativo, funcional, corporativo, puede sumar una desventaja competitiva.

La habilidad con la que una empresa utiliza Internet genera un enorme potencial para afectar su competitividad en el mercado.

Pero, en detalle ¿Cuál es el impacto que tiene Internet en la competencia? ¿Cómo afecta cada uno de los componentes de la cadena de valor de la empresa? ¿En que medida es conveniente invertir en tecnología? ¿Cuáles errores han cometido las empresas en el uso y abuso de Internet?

Una empresa exitosa comúnmente parte de un plan estratégico bien formulado y es acompañado por una ejecución de trabajo y constancia. El qué y cómo utilizar la tecnología para impulsar la competitividad del negocio dependerá del plan estratégico formulado, la actividad de negocios que se sigue y la habilidad de la gerencia en cómo introducir los cambios tecnológicos de tal forma que faciliten las actividades productivas.

Un poco más en detalle, la tecnología de Internet abre numerosas oportunidades para reconfigurar las cadenas de valor de la empresa, se expresan a continuación:

La cadena de suministros y la logística Interna.

La tecnología de Internet puede permitir: efectuar compras en línea, y de diferentes maneras, pudiendo ser desde contactos directos con los proveedores o fabricantes, hasta centros de negocios, en los que se conglomera un conjunto de ofertantes y demandantes con solicitudes similares o mejores. Permite el diseño de partes y componentes en línea, entre las compañías ensambladoras y los mismos fabricantes. Brinda la facilidad de la colocación de pedidos en línea, así como el seguimiento de la orden de producción Ofrece a las empresas de envíos consultar la ubicación del pedido y verificar los horarios de entrega.

Operaciones internas de la empresa.

Internet permite mejorar las capacidades para la producción sobre pedido. Admite una mejor coordinación en la producción entre las distintas plantas y fábricas. Igualmente se puede disponer de los datos de la producción en tiempo real.

La distribución de la empresa.

La implementación de esta tecnología, principalmente, sortear a las empresas mayoristas y los minoristas, distribuir los productos directamente a los consumidores y usuarios finales. Un ejemplo lo constituyen las empresas fabricantes de software, que a través de Internet permiten la descarga del mismo, esto elimina costos relacionados con el envío físico del Cd, el empaque, el costo de la colocación en un local o casa distribuidora. El uso de Internet como apoyo a la distribución sirve para monitorizar las ventas de los productos de la compañía, vinculando a los transportistas a sistemas en línea para compartir datos de entrega, pedidos, entregas omitidas. En general estos sistemas son valiosos en la medida que coadyuvan a mejorar las operaciones de producción y distribución.

Ventas y Marketing

Internet habilita la capacidad para recibir los pedidos de los clientes vía web. Garantiza el mantenimiento de un catálogo en línea de los productos y sus especificaciones. Los clientes tienen la oportunidad de especificar configuraciones para productos sobre pedidos. Por parte de la empresa le abre la oportunidad de utilizar herramientas de mercadeo directo para promocionar sus productos y servicios de manera personalizada y llegar a un target específico, ofreciendo aquellas soluciones en las que el cliente o consumidor esté interesado.

Servicio

La implementación de Internet como herramienta permite ofrecer asistencia en línea a los clientes. Correo electrónico, foros de conversación o video conferencias se ponen a disposición de clientes y consumidores. Reforzar el servicio con estas herramientas posibilita nuevas vías de comunicación y un acercamiento con los usuarios.

Se ha planteado como afecta Internet a la cadena de valor y en la siguiente entrega se tocará el tema de cómo Internet redefine el entorno competitivo de la empresa.

No se trata de implementar todas las soluciones tecnológicas disponibles, y las presentadas en este tema no constituyen el universo total de posibilidades. Se propone evaluar la mejor vía para integrar Internet como herramienta en la estrategia de la empresa.

A %d blogueros les gusta esto: