La Empresa y la Educación en la realidad de países periféricos

La globalización nos está obligando a correr sin estar preparados adecuadamente, pero es una realidad que debemos entenderla y aceptarla, nos guste o no nos guste.

Esta situación del día a día nos va demostrando, la falta de preparación de nuestras sociedades para poder enfrentarla convenientemente y esto me llevó nuevamente a hacer un análisis de la cruda realidad de nuestras universidades, institutos técnicos y formación escolar. Surgiendo en mi, preguntas crudas y ácidas, como por ejemplo:

1) ¿La educación no presencial formará adecuadamente al alumno?
2) ¿La titulación por experiencia, formará adecuadamente al alumno?
3) ¿La educación ON LINE formará adecuadamente al alumno?
4) ¿Los profesores están debidamente capacitados, actualizados y correctamente pagados?

Definitivamente la respuesta a estas 4 preguntas será: NO

Debido a no haber una Cultura Educacional apropiada y dar rienda suelta a la viveza del copiado, situación que muchos Docentes parecieran no ver o lo que es peor no interesarles.

O simplemente, hablamos de la comercialización de la educación sin parámetros, sin honestidad sin recato y sin pudor, al poner en el mercado “profesionales” sin conocimientos apropiados, sin base ni experiencia, pero avalados con un título, o mejor expresado, por un escudo de papel, lo que al final terminará engrosando la imagen negativa del verdadero profesional o técnico de nuestras sociedades frente a la globalización.

Paralelamente a esta penosa situación, está la empresa de ayer y hoy. Hablando de esas empresas responsables y honestas, las mismas que siempre realizaron la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), sin obligación, lamentablemente tan pocas en nuestros medios, que a diferencia de las instituciones educativas de pacotilla, sí van capacitando a sus trabajadores para llevarlos a nivel de Capital Humano, invirtiendo tiempo y dinero en ellos, lógicamente con el objetivo de tener personal que desarrolle de la mejor manera sus obligaciones dentro de las mismas, situación que definitivamente beneficia a las partes por igual.

Situación que nos lleva a la irónica conclusión, que el mejor centro de educación son las buenas empresas, por su interés, tiempo y dinero en que el trabajador realmente aprenda algo, que en el sector educativo diera la impresión de no importar, al no verificar el entendimiento y conocimiento adquirido por el alumno.

Sin embargo, esta situación también presenta un peligro para las propias empresas, ya que se dará -por no decir ya se está dando-, lo que denomino el canibalismo empresarial, que no es otra cosa que el jale por parte de empresas de la competencia de los mejores profesionales, ejecutivos, empleados y técnicos, creando tal situación, peligros en la productividad, calidad, organización y economía en general, en todas las áreas de las empresas afectadas y consecuentemente de las sociedades involucradas. Una solución a esto podría ser, el de efectuar un contrato entre las partes por ser justo y necesario.

(*) Asesor Empresarial

Direcciones-E: [email protected] / Web: www.elcapitalhumano.com /Skype: darbocco

A %d blogueros les gusta esto: