La escuela cara

Falta poco más de un mes para el inicio de clases y los padres sufren para ahorrar lo suficiente y cubrir las largas listas de útiles escolares que cada año supera los límites del bolsillo.

“Por los cielos”. Esta frase calificó los precios de los útiles para el nuevo año escolar. Una resma de papel tipo carta cuesta casi 180 bolívares y un cuaderno tesis puede llegar a valer hasta 80 dependiendo del motivo que adorna la cubierta. Mientras que el costo de los libros para un preescolar oscila entre 250 y 350 bolívares.

El costo de una lista para maternal oscila entre mil y 1.900 bolívares, mientras que para las salas de 3, 4 y 5 años puede tener un valor entre Bs. 1.500 y 3.100. En la primaria donde los pequeños empiezan a utilizar más cuadernos y textos el incremento es similar dependiendo sobre todo del número de libros que le piden al infante, pues son los más costosos, así lo reseña el portal de noticias del diario Panorama.

“Gasté en los libros solamente 1.100 bolívares, pero aún falta el resto de los útiles; pero la inversión total es de aproximadamente 3.500 a 4.000. Un sueldo mínimo se quedó corto para costear la educación de un chamo”, contó Javier Blanco, papá de un estudiante del octavo grado.

Estos precios no incluyen el costo de los morrales y loncheras, renglones que han subido de manera “exagerada”, en palabras de Yolis Tovar, quien la semana pasada le compró a su hijo, de 5 años, un bulto por 1.350 bolívares.

Los padres y representantes coinciden que los costos se duplicaron en relación con los precios del 2012. Así lo expuso Carmen Duarte, mamá de una pequeña de cinco años, quien recordó que el año pasado gastó 1.500 bolívares en la lista, mientras que para este período escolar debe sacar de su bolsillo 2.850.

“Tengo dos niños uno que pasó para sexto grado y el otro para octavo, los libros del que va más adelantado los utiliza el menor, así no sean del mismo autor o editorial que se lo pidieron. Cuando empieza el año escolar voy y hablo en la coordinación docente del plantel para notificarlo, porque no es obligatorio que el niño lleve un libro específico”, contó Julia Manzano, residente de San Francisco.

En las librerías entran y salen los padres con los presupuestos. Hasta 30 solicitudes de costos pueden recibir diariamente; sin embargo, solo cinco llegan a comprarlas de una vez.

“Hasta ahora son pocos los que han venido a comprar las listas completas, se espera que durante las dos primeras semanas de este mes se inicie el fuerte en las ventas escolares”, señaló Ana Villalobos, encargada de una librería en el centro comercial Puente Cristal, en el centro de Maracaibo.

Fuente: http://www.gerente.com/detnoticia.php?CodNotic=3734&Fuente=Tal%20Cual

A %d blogueros les gusta esto: