La Liga de Baloncesto Profesional se relanza en búsqueda de metas más ambiciosas

Cuando se inicie la batalla sobre los tabloncillos en el 2008 la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela. LPB, estará dando un gran paso en la consolidación del deporte de los gigantes como “El espectáculo deportivo de Venezuela”, tal como la denominara Germán Blanco Romero en el año 2005. “Ese reto se cumple al dar inicio a la primera ampliación de equipos con la salida de dos nuevas divisas que cubrirán las expectativas en polos opuestos del país pero que son amantes del deporte, Táchira y Bolívar, abriendo el camino para que cada año, de ser posible se establezcan nuevas divisas, hasta llegar a cubrir el territorio en su totalidad cuando cada estado tenga su representante en la LPB”, expone el presidente de Trotamundos de Carabobo, Germán Blanco Romero.

– “Esta ampliación – continúa – da pie a grandes expectativas, pues apertura una gran oportunidad para nuevos valores deportivos, al abrir la opción a miles de jóvenes que pudieran encontrar en el baloncesto profesional del país la puerta para lograr la conquista en otras latitudes, tal como sucedió con Carl Herrera, Oscar Torres, Héctor Romero, Diego Guevara, Richard Lugo, Ludwing Irazabal, Gabriel Estaba, Iván Olivares, Tulo Rivero y otros que han traspasado la frontera gracias a su calidad como basketbolistas”.

El espectáculo de la Liga, después de la inclusión del jugador comunitario, vivió un cambio extraordinario, pues el aporte de los jugadores regionales le dio nueva vida al espectáculo, abrió las puertas a nuestro evento en otras latitudes y representa una nueva opción para los jugadores nacionales en otros países al instalarse la reciprocidad del comunitario en ellos también.

– “En la búsqueda de provocar en el aficionado las mayores emociones y la máxima atención – expresa el presidente trotamundero – la LPB presenta a partir del 2008 un nuevo formato con dos campeonatos, alargando la temporada del baloncesto en un mes y medio, ofrece más momentos culminantes al tener un campeonato de Final Cuarto, al cierre del Torneo de Apertura en el mes de marzo; es decir una semifinal y final, más cinco pentagonales regionales, lo que encenderá la pasión en todo el territorio nacional y propiciará que en abril al dar inicio a la temporada regular de la LPB el ambiente este maduro y expectante con equipos ya consolidados y en plena capacidad para brindar un campeonato reñido y de altura, una innovación que traerá beneficios y emociones extraordinarios”.

La televisión, alerta como siempre a lo que la familia quiere ver y consciente del espectáculo y las emociones que el baloncesto profesional provoca, se ha propuesto llevar a todos los hogares los torneos del 2008 y, por ello, habrá un número de transmisiones como nunca antes y, no sólo la cantidad de partidos trasmitidos, sino la calidad de la imagen y todo el espectáculo que habrá de rodear el evento. Un salto gigante para el deporte preferido del venezolano, concluyó Germán Blanco Romero.

Direcciòn-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: