La preocupación del gobierno por los precios de los servicios de salud consigue eco en la población venezolana.

Si se aplica una regulación basada en aspectos técnicos y no políticos, como la que existe en otros países, donde se tome en cuenta la estructura de costos de las distintas instituciones hospitalarias privadas; el sector salud pudiese ser beneficiado, a decir del Dr. Alexis Bello, directivo del Hospital de Clínicas Caracas.

Esa, o cualquier otra fórmula habrá que buscar, porque de lo que no queda duda, es que los precios de los servicios médicos en general, están por las nubes; es más, pudiese decirse, que es prohibitivo enfermarse. Así lo confirman las personas que respondieron la encuesta realizada por DEPROIMCA la semana pasada, para conocer la conducta de nuestros coterráneos sobre la salud y el bienestar y; lo que se piensa sobre los precios de los servicios médicos, de las medicinas y de los seguros.

El estudio al que se ha hecho referencia en el párrafo anterior, fue una investigación en línea (Internet), realizado durante los días 21 al 24 de Mayo del presente año por DEPROIMCA, a una muestra de 320 suscriptores de la revista www.entorno-empresarial.com para conocer acerca del “Bienestar y Salud del Venezolano”. En este, se determinó qué la mayoría de los venezolanos acostumbran a levantarse muy temprano y la mitad de estos realizan alguna actividad física, especialmente caminar, y un porcentaje importante ingiere vitaminas, lo que deja ver el interés por mantenerse saludable.

En términos específicos los resultados señalan que:

El 80% de nuestros lectores son tempraneros, se levantan entre las 5 y 6 de la mañana y van a la cama entre las 10 y las 11 de la noche.

Cinco de cada diez practican alguna actividad física, principalmente caminan y acostumbran a hacerlo en su mayoría en parques y/o plazas y en gimnasios que prestan el servicio de orientación y proporcionan mayor seguridad. En menor medida, otros prefieren hacer sus rutinas en sus hogares.

El 90% de los que respondieron manifestaron que no fuman. El 85% indicó que en los últimos tres meses debieron comprar algún producto farmacéutico, entre los que destacan los antigripales, analgésicos y para el dolor de cabeza, respectivamente. Los productos farmacéuticos son adquiridos con preferencia en las cadenas de farmacias.

En relación al precio de las medicinas, los respondientes en una proporción del 84%, consideraron que los precios de las medicinas son altos o muy altos. La mayoría indicó que cuando requieren de algún medicamento le pide consejos a un familiar o al farmaceuta.

Tres cuartas partes de las personas que respondieron a la encuesta, señalaron que han tenido que visitar un centro médico privado por alguna razón, en lo que va del año. El 78% de éstos, clasificaron la atención en los centros privados como buenos o muy buenos, pero con el agravante, de que los precios de los centros privados son considerados por la mayoría como altos o muy altos.

Por las razones que se pueden deducir de las manifestaciones anteriores, tales como la carencia de buenos servicios en los centros médicos públicos. El 75% aseveró, que posee seguro privado e inclusive los de más edad afirman, que poseen seguros desde hace más de 10 años, pero al igual de lo que piensan de las medicinas y de los centros médicos altos, los precios de los seguros son considerados muy elevados.

Como hallazgos más importantes del presente estudio, pudiésemos señalar, que se visualiza por parte del ciudadano de cualquier edad, una mayor preocupación por su salud y bienestar. No obstante, de las respuestas de nuestros informantes podemos deducir también, que la preocupación del gobierno por moderar los precios de los productos farmacéuticos, de los centros privados y de los seguros, podrían conseguir eco en la población venezolana. Por cierto que, los resultados del estudio mencionado, confirman la influencia de este tipo de gastos en la elevación del Índice de Precios del Consumidor (IPC), del cual ha hecho rmención el gobierno en su disputa con el sector privado de la salud.

Por último, invitamos a reflexionar acerca del concepto de responsabilidad social empresarial en la conducta de los empresarios de la medicina y la disposición a la concertación que debe existir en el gobierno. Esa es la forma moderna de buscarle solución a los problemas y, este es uno y muy importante para los ciudadanos de este país.

www.deproimca.com

A %d blogueros les gusta esto: