La segunda economía del mundo es China, tras superar a Japón

La posibilidad de que China crezca aún más en los últimos tiempos hasta posicionarse como la segunda potencia económica del mundo, finalmente ocurrió, luego de superar a Japón y secundar a Estados Unidos como referente económico mundial.

Sin embargo, también hemos advertido sobre la posibilidad de que se produzca una burbuja financiera en el gigante asiático, que de ocurrir sí podría generar una nueva crisis aún mayor a la generada por las hipotecas estadounidenses.

China cuenta con 1300 millones de habitantes, de los cuales el 70 por ciento pertenece a la clase baja y pobre. Los analistas estiman que el poderío chino permitirá a largo plazo conformar un espacio de poder cada vez mayor junto al BRIC, integrado también por Rusia, India y Brasil.

Por su parte, los brasileños aseguran que en los próximos 10 años, el país será la segunda potencia económica del mundo. ¿China será la primera? ¿Estados Unidos caerá aún más? Hay quienes creen que los norteamericanos retrocederán en el mediano o largo plazo, con lo cual no debe asombrar un nuevo paradigma financiero mundial en las próximas décadas.

Hasta hace unos años, el mundo se dividía entre dos opciones de poder: Estados Unidos o Rusia. Luego de la caída de la Unión Soviética, los estadounidenses se posicionaron como el país de mayor poder global.

Si bien hoy el país presidido por Barack Obama es la mayor potencia del mundo, confronta serios problemas para consolidarse ante el gran crecimiento de otras naciones como China y Japón. Precisamente, entre las potencias asiáticas, se confirmó un dato histórico, pues China acaba de superar a Japón y ya es la segunda economía del mundo.

Según lo informado por el Gobierno de Tokio, Japón registró un crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) de 1,28 billones de dólares contra los 1,33 logrados por los chinos. De esta manera, los analistas ya preveían un crecimiento sostenido de ambas naciones, aunque China lo haría de manera más prolongada y a mayor tasa, lo cual finalmente se comprobó.

Pese a ello, resta determinar las incidencias de los factores estacionales y las previsiones para los próximos meses, pero la tendencia ya es un hecho.

Fuente: economiafinanzas.com

A %d blogueros les gusta esto: