La Sociedad de la Información

La Sociedad de la Información es aquella en la cual las tecnologías que facilitan la creación, distribución y manipulación de la información juegan un papel importante en las actividades sociales, culturales y económicas. El término sería más bien un término más político que teórico, pues se presenta como una aspiración estratégica que permitiría superar el estancamiento social. En realidad, la sociedad de la información no existe más que en la imaginación de los utópicos tecnológicos, quienes también han soñado la alfabetización mediática como solución a los problemas del mundo. De igual modo, la Sociedad de la Información lleva inscrito el de una sociedad más igualitaria y más justa.

La sociedad de la información es vista como la sucesora de la Sociedad Industrial. Relativamente similares serían los conceptos de sociedad post-industrial, la sociedad postmoderna, sociedad del conocimiento, entre otros. Éste último concepto parecería estar emergiendo en detrimento de la Sociedad de la Información.

Sin embargo, la concepción actual de lo que se entiende por Sociedad de la Información se debe a la obra del Sociólogo Japonés, Yoneji Masuda, quien en 1981 publicó (traducido al castellano en 1984) la obra “La sociedad informatizada como sociedad post-industrial”. Podemos definir sociedad de la información como una ideología basada en los marcos mentales del progreso, el crecimiento y la modernidad, desarrollada a partir del siglo XVIII, apoyándose en distintas tendencias y cambios tanto científicos como tecnológicos, impulsados en gran medida por la innovación en el terreno militar e industrial capitalista. Para comprender lo que es la Sociedad de la Información, es preciso comprender las innovaciones tecnológicas de la actualidad y la preeminencia del cálculo -la automatización del pensamiento-, el lenguaje universal, la representación matemática de la realidad, la clasificación y categorización de grupos e individuos para prevenir desviaciones a la norma, la gestión científica de la sociedad, la cartografía científica de los territorios y el postindustrialismo.

Se utiliza el término como sinónimo de progreso social, de eficiencia y productividad, desligándolo de la vertiente que, conforme a las reflexiones del teórico belga Armand Mattelart, apunta a la Sociedad de la Información como un modo de organización que lleva implícito el control y gestión informatizada de la ciudadanía.

Desde la perspectiva de la economía globalizada contemporánea, la sociedad de la información concede a las TIC el poder de convertirse en los nuevos motores de desarrollo y progreso. Muchos críticos han señalado que la llamada Sociedad de la Información, no es sino una versión actualizada del imperialismo cultural ejercido desde los países ricos hacia los pobres, especialmente, porque se favorecen esquemas de dependencia tecnológica. Quienes están a favor de la Sociedad de la Información sostienen, que la incorporación de las TIC en todos los procesos productivos ciertamente facilita la inserción a los mercados globales, donde la intensa competencia obliga a reducir costos y a ajustarse de manera casi inmediata a las cambiantes condiciones del mercado.

La Sociedad de la Información no está limitada a Internet, aunque éste ha desempeñado un papel muy importante, como un medio que facilita el acceso e intercambio de información y datos. La Wikipedia es un excelente ejemplo de los resultados del desarrollo de este tipo de sociedades. Recientemente se considera a los weblogs como herramientas que incentivan la creación, reproducción y manipulación de información y conocimientos. El reto para los individuos que se desarrollan en todas las áreas de conocimiento, es vivir de acuerdo con las exigencias de este nuevo tipo de sociedad, estar informados y actualizados, innovar; pero, sobre todo, generar propuestas y generar conocimiento, conocimiento que surge de los millones de datos que circulan en la red.

De acuerdo con la declaración de principios de la Cumbre de la Sociedad de la Información, llevado a cabo en Ginebra (Suiza) en 2003, la Sociedad de la Información debe estar centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la información y el conocimiento, para que las personas, las comunidades y los pueblos puedan emplear plenamente sus posibilidades en la promoción de su desarrollo sostenible y en la mejora de su calidad de vida, sobre la base de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas. Es también la forma como los usuarios pueden acceder y transmitir todo tipo de información en forma instantánea y con un alcance mundial.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: