La Telemedicina empieza a dar frutos

La medicina había sido reacia a adaptarse a la era tecnológica y utilizar las facilidades de la informática en su práctica diaria, pero esta actitud está cambiando gradualmente, mientras más profesionales aprovechan el enorme potencial de la computadora para ciertas tareas, permitiendo la atención médica a pacientes que no tienen acceso fácil al consultorio o necesitan ser aconsejados con cierta urgencia. Asimismo, la evidente facilidad de los sistemas computarizados hace mucho más rápida la consulta de los expedientes médicos de los pacientes, mientras el profesional tiene a su alcance todo un cúmulo de datos científicos actualizados sobre enfermedades, dispositivos y fármacos, además de numerosas aplicaciones dirigidas a la telemedicina. Al mismo tiempo, la tecnología reduce los costos tanto para el médico y la clínica como para el enfermo, evitando un viaje innecesario del paciente en casos menos graves o cuando es peligroso el traslado del mismo hasta un centro médico.

Aún con esas ventajas, todavía hay muchos médicos que se resisten a practicar la atención en línea, insistiendo en que nada sustituye el contacto personal con el paciente. Sin embargo, en campos como la dermatología, la oftalmología o en ciertos casos de traumatología, donde hay lesiones físicas visibles, se puede examinar al paciente por medio de una cámara (a veces provista de lentes de aproximación), y se puede mostrar la lesión con bastante fidelidad a todo color. Luego, hay equipos para escuchar los latidos del corazón o la respiración del paciente, algo que es casi como aplicar un estetoscopio, lo cual es mejor que nada, especialmente en casos de urgencia. Luego, se sabe de situaciones excepcionales donde se han hecho operaciones quirúrgicas por control remoto con el auxilio de cámaras y mecanismos teledirigidos, o a veces con especialistas lejanos orientando a un cirujano menos experto en el quirófano, todo lo cual abre posibilidades insospechadas a la práctica de la medicina.

El creciente uso de la telemedicina es particularmente importante en esta época en que se registra -en muchos países- una escasez de médicos y enfermeras, sea porque emigran a naciones con mejores perspectivas, sea porque no se gradúan suficientes profesionales en las escuelas locales de medicina. Se espera que gradualmente la telemedicina llegue a ser más aceptada en el ámbito profesional, al aparecer nuevas herramientas informáticas y tecnológicas para suplir las carencias actuales, lo cual permitirá que muchos más enfermos reciban una atención médica adecuada en el momento oportuno.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: