La UE pide explicaciones a Google por guardar datos de sus usuarios hasta dos años

AGENCIAS BRUSELAS (Tomado de: el Periódico.com/Tecnología). La Unión Europea ha reclamado a la empresa Google, que explique por qué conserva información personal de sus usuarios, por un periodo de hasta dos años, ya que podría estar incumpliendo los parámetros establecidos por la directiva, de protección de datos, según han informado fuentes comunitarias.

La compañía tiene de plazo hasta principios del presente mes, para responder a la carta que les ha enviado el grupo de trabajo del Comité 29, –formado por responsables de protección de datos de todos los estados miembros–, que tiene previsto volver a reunirse para estudiarla a finales de ese mes.

Aunque la iniciativa de reclamar estas explicaciones es del grupo de trabajo y no de la Comisión Europea, el comisario de Justicia, Franco Frattini, considera «apropiadas y legítimas», las cuestiones planteadas, según ha manifestado el portavoz de este departamento, Pietro Petrucci.

El contenido de la directiva

Google, guarda información durante dos años de las búsquedas efectuadas a través de su página web, incluidas las palabras clave utilizadas, la dirección del servidor de internet y, ocasionalmente, otros datos sobre programas utilizados.

La directiva comunitaria de 1995, no marca límites temporales a la conservación de datos, pero el grupo de trabajo cree que la empresa del famoso buscador podría no estar respetando determinados parámetros.

Google preocupa a los defensores de la intimidad
• El motor de búsqueda más potente del mundo, pretende crear la más completa base de datos personales de los usuarios
· La noticia publicada en ‘The Independent’ (en inglés)
· La UE pide explicaciones a Google por guardar datos de sus usuarios hasta dos años.

Los defensores de la intimidad, se han puesto en alerta ante el anuncio de Google de ayudar a los ciudadanos a organizar sus vidas, que puede recordar en algunos aspectos al Gran Hermano de George Orwell. El motor de búsqueda más potente del mundo, pretende crear la más completa base de datos de informaciones personales sobre sus usuarios.

«El objetivo es permitir a los usuarios de Google preguntar cuestiones como ‘¿Qué debería hacer mañana?’ y ‘¿Qué trabajo debería elegir?», ha afirmado el presidente de la empresa estadounidense, Peter Schmidt, durante una visita esta semana en el Reino Unido. Schmidt ha admitido, que aún está en una fase temprana en el manejo de la información que tienen de sus usuarios.

Fuentes de Google en el Reino Unido, han explicado a Efe que no hay de momento un proyecto concreto, sino que se trata simplemente del desarrollo de un producto presentado el 1 de mayo llamado iGoogle. Este producto, es una especie de Google personalizado, con acceso al historial de búsquedas del usuario, al correo electrónico de Gmail y a su calendario.

Inversión en investigación genética
La empresa ha invertido además, cerca de cuatro millones de euros en una firma de investigación genética, 23andMe (una de cuyas fundadoras es desde principios de mayo esposa del cofundador de Google Sergey Brin). La combinación del perfil genético y del historial de internet de un usuario, pueden convertirse en una importante herramienta para determinar su comportamiento futuro.

Los defensores de la intimidad, temen que la acumulación de datos personales en Internet, represente una invasión creciente y clandestina de las libertades civiles.

La preocupación se ha intensificado, según el diario The Independent, por la oferta de 2.300 millones de euros de Google, sobre la compañía de publicidad Double Click, capaz de elaborar el perfil del comportamiento de una persona, a partir de su historial de búsqueda en la red y la información de los cookies (programa que permite saber los intereses de los usuarios, según las páginas que visitan).

Solicitud de las agencias europeas de protección de datos
Según ese periódico, el organismo que representa a las agencias europeas de protección de datos personales, ha escrito a Google para solicitar más información, sobre su práctica de retención de datos.
Ross Anderson, profesor de la universidad de Cambridge, afirma en The Independent ,que hay un auténtico «encierro», en el que los usuarios de Google tienen dificultades para salir del motor de búsqueda, a causa de la interrelación con los otros servicios de Google, como iGoogle, Gmail y Youtube. Anderson afirma, que los internautas no pueden proteger su anonimato.

Un portavoz de la oficina británica de protección de datos, afirma, que dada la naturaleza voluntaria de la información que se pone en cuestión, el organismo no tiene planes de actuar contra estas bases de datos. Por su parte, Google asegura que no intenta crear «una biblioteca gigante de información personalizada», sino, elaborar «la mejor conjetura informática, de lo q

A %d blogueros les gusta esto: