Lara… Tierra musical de Venezuela

Él estado Lara limita al norte con el estado Falcón, al sur con los estados Trujillo y Portuguesa, al este con los estados Yaracuy y Cojedes, y al oeste con el estado Zulia.
La aridez y sequedad definen una geografía particular y contrastante plena de montañas, colinas y valles de tierras fértiles y productivas. Tiene una poderosa actividad económica comercial, financiera, industrial agrícola. El cultivo de caña de azúcar ha hecho de Lara una de las primeras entidades azucareras del país. Igualmente produce café, papa, tomate, cebolla, caraotas negras, maíz, cambur, uva y piña. Tiene una importante actividad ganadera con una buena industria quesera y un parque industrial en continuo crecimiento. Su riqueza artesanal es remarcable y se encuentra en cada pueblo, especialmente Tintorero, Cubiro, Sanare, Carora. Las huellas de su pasado indígena, localizadas en Quibor, lo han convertido en un interesante destino turístico. Por su privilegiada ubicación geográfica es un lugar de tránsito obligado entre el centro del país, Los Andes y occidente. Cuenta con los parques nacionales: Cerro Saroche, Dinira, El Guache, Terepaima y Yacambú y el monumento natural Loma de León, los cuales son muy frecuentados y de gran atractivo turístico.
Barquisimeto es la cuarta ciudad más grande de Venezuela y un importante centro industrial, comercial y de transporte. Fundada en 1552 a orillas del río Buría, fue mudada tres veces antes de establecerse definitivamente en su lugar actual, en el año 1563. De crecimiento lento, los indígenas de la zona defendieron duramente el valle del río Barquisimeto o ‘río de ceniza’ en lengua aborigen, lugar donde se definieron los límites de la ciudad. Gracias a su estratégica ubicación, Barquisimeto se ha transformado en una activa ciudad, donde el crecimiento no está reñido con la planificación. Es una de las ciudades del país más ordenada y con excelente señalización.
¿Qué visitar?

La Catedral de Barquisimeto, construida en los años 60 con un diseño innovador. Rodeada de hermosos jardines, es una construcción audaz de una estructura moderna y considerada como la única obra de esa envergadura en América Latina.

Santuario de la Divina Pastora, es una construcción del siglo XVIII, tiene la imagen de la Divina Pastora, patrona de Santa Rosa y de Barquisimeto. Además está rodeado por cinco tablas que cuentan la leyenda de la Divina Pastora. En el mes de enero se lleva la procesión hasta la Catedral de Barquisimeto y a la iglesia de cada parroquia. Esta procesión es la 2da manifestación religiosa más importante de América Latina.

El Obelisco, con motivo de su Cuatricentenario en 1952, se erigió en Barquisimeto el obelisco más alto de Venezuela, desde donde se puede contemplar sus famosos atardeceres, que han hecho llamarla la «Ciudad de los Crepúsculos». Hoy es el símbolo de Barquisimeto.

Monumento del Sol Naciente, es una escultura cinética realizada por el artista venezolano Carlos Cruz Diez, compuesta por 32 primas o láminas de hierro sembradas en un ciclo de concreto.
Tierra de Fuego, a pocos minutos de Barquisimeto, en la vía que conduce a Duaca, se encuentra el lugar donde tu imaginación te lleva al lejano oeste el parque temático Tierra de Fuego, con bandidos, indios y locomotoras.
Loma de León, es un refugio de especies endémicas y en peligro de extinción. Riqueza florística representativa de los sistemas áridos. Forma un raro paisaje de cujíes, palos verdes, dividives y otras especies arbóreas de lento crecimiento, de madera dura, hojas tenues de espinas abundantes.

A parte de Barquisimeto que tiene actividades culturales, musicales, museos, templos y teatros, son dignos de visitar la zona histórica y colonial de Carora, las reliquias de El Tocuyo, ciudad que fuera fuertemente afectada por un terremoto en 1950. Cubiro, una de las poblaciones más pintorescas del estado Lara, donde reposan los restos de su fundador, Diego de Lozada. Su privilegiada posición en la cima de unas montañas cubiertas de verde le dan un toque especial. Quibor con sus museos y famosa artesanía y arqueología; Sanare, bello pueblo enclavado en Los Andes, donde también se puede adquirir bella artesanía. Igualmente no podemos dejar de recomendar una visita a los Humocaro, Alto y Bajo, este último con una hermosa plaza Bolívar, al pié de una alta montaña y rodeada de hermosos chaguaramos.
Tradiciones del estado Lara:
El Golpe, es la manera más genuina de interpretar joropo en el Edo. Lara. Para la interpretación de El Golpe, el larense dispone de toda una familia de instrumentos de cuerdas: El cuatro, el cinco y el seis, junto a las maracas y la tambora, que producen una sonoridad particular, de amplio registro y volumen orquestal. Aún cuando en todo el país el joropo se define ante todo como un baile, en Lara no hay acuerdo de si El Golpe es o no bailable.
Fiesta de Locos, el 28 de diciembre, día de Los Santos Inocentes, se celebra en Barbacoas la fiesta de «Los Locos», la cual consiste en un grupo de hombres disfrazados que recorren las calles del pueblo, representando figuras como el padre, la madre, las muchachas, el alcalde y los policías (armados con peinillas de madera). Estos personajes tratan de evitar por todos los medios que los asistentes se roben a las muchachas del lugar.
La Bamba, es una especie de baile de galanteo en el cual los participantes tienen la ocasión de improvisar y decir coplas dedicadas a su pareja de baile.
Los Zaragozas, La festividad de Los Zaragozas se realiza en Sanare para el día 28 de diciembre de cada año, y se pueden considerar como una remembranza de lo sucedido cuando el rey Herodes quiso eliminar mediante la muerte al niño de Nazaret, Jesús. Los Zaragozas de Sanare, es una de las más pintorescas y lucidas manifestaciones de folklore larense. Esta manifestación popular va envuelta en la música, en el cantar, en el danzar y en el colorido de unos disfraces, que unidos forman una bella estampa de nuestro folklore nacional; es propiamente la expresión de un pueblo que busca manifestar su fe y espíritu religioso en la alegría que lo mismo significa, y con ello a cancelar las deudas o promesas a Dios.
El Juego del Garrote, el Tocuyo tiene un valioso patrimonio cultural que le pertenece a la generación de hoy y del mañana del estado Lara. El Juego del Garrote Tocuyano, es una de las mejores tradiciones, ha sobrevivido gracias al Tamunangue, danza que se inicia con «La Batalla» en la cual dos hombres en honor a San Antonio, realizan un ritual religioso ejecutando movimientos básicos que si los batalleros son conocedores del Juego del Garrote, lanzan palos al cuerpo que son defendidos con arte y destreza.

Existen otras tradiciones, como La Romería del Niño y El Rosario de Ánimas. En próximas entregas, seguiremos descubriendo sin límites Venezuela y algo más.
Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: