“La inteligencia emocional representa el 80 por ciento del éxito en la vida”.
Daniel Goleman

Un buen gerente debe saber controlar sus emociones, sentimientos, no dejarse atrapar por los impulsos, saber dominarse, interrelacionarse de tal forma, que de paso a la confianza, a la motivacion, empatia.

El concepto de inteligencia emocional ocupa un espacio crítico en cualquier programa de coaching.

De ahi, la importancia de saber utilizar la inteligencia emocional, al respecto comenta cnnexpansion.com, que el comportamiento positivo -como es tener empatía- crea una química positiva con el equipo de trabajo. El manejar esta conexión adecuadamente mejora los resultados del negocio.

Para crear cambios neurobiológicos que generen un comportamiento y emociones positivas el psicólogo Daniel Goleman sugiere mejorar nuestras habilidades de inteligencia social.

Las habilidades de inteligencia social que tienes que desarrollar y mejorar son las siguientes:

1. Empatía: Entiendes lo que motiva a otras personas, sobre todo cuando vienen de un nivel sociocultural diferente. Eres sensible a las necesidades de los demás.
2. Armonizar: Escuchas atentamente y piensas en cómo se sienten los demás ¿te sincronizas con los deseos de la otra persona? Armonizas con la cultura de la empresa.
3. Percepción Organizacional: Aprecias la cultura y valoras de la organización en donde trabajas entiendes las normas sociales y los códigos no escritos de tu empresa.
4. Influencia: Persuades al equipo de trabajo involucrándolos en la toma de decisiones. Involucras a la gente clave en las discusiones y consigues que te apoyen.
5. Desarrollar a tu gente: Eres coach y mentor de la gente que te reporta e inviertes tiempo y energía en ello. Retroalimentas a tu equipo de trabajo.
6. Inspiración: Puedes transmitir la visión y estrategia de la empresa a toda la organización. Construyes un orgullo de equipo para llegar a los objetivos planeados por la dirección, consigues que la gente de lo mejor de sí misma.
7. Equipo: Promueve la participación de todo tu equipo. Generas un espíritu de cooperación.

En definitiva, hay que tener presente, que la empatía y el autoconocimiento juegan un papel importante en un liderazgo efectivo.