Las Exportaciones Chilenas

Con productos provenientes de la minería, la fruticultura y la acuicultura
Los organismos chilenos encargados de la promoción de exportaciones han hecho público recientemente un estudio en el que ponen de relieve un conjunto de diez productos en los cuales este país es líder en el campo de las exportaciones mundiales. Dicho estudio permite hacer algunas reflexiones sobre las fortalezas y debilidades del desarrollo exportador chileno.

Ese listado de diez productos está encabezado por los cátodos de cobre refinado, producto del cual Chile exportó en el año 2011 un total de 25.390 millones de dólares, lo cual representa el 36,3% de las exportaciones mundiales. Hace diez años atrás las exportaciones de ese producto alcanzaban a 4.162 millones de dólares. Un crecimiento superior al 500% en el transcurso de una década representa un incremento cuantitativamente importante, pero que modifica sólo en parte la estructura minero exportadora tradicional del país. Se trata, en el caso presente, de la exportación de un producto con un grado de elaboración o de manufacturación superior a la mera exportación de mineral en bruto. Es más o menos la misma diferencia que existiría en Venezuela, entre exportar petróleo en bruto y exportar productos refinados.

El segundo producto en el cual Chile ocupa el primer lugar en las exportaciones mundiales es precisamente el mineral de cobre meramente concentrado, cuyas ventas externas alcanzaron, en el 2011, la suma de 14.304 millones de dólares. También en este caso, el incremento en el trascurso de una década es de 500%. Pero aquí lo que se exporta es un producto extractivo, no renovable, con escaso grado de elaboración. Es indudable que los ingresos que esto deja para el país son menores que en el caso de los productos refinados.

LAS UVAS

Las uvas frescas son el tercer producto en el cual Chile figura, en el año 2011 como primer exportador mundial. Exportó 1.500 millones de dólares, lo cual representó el 21% de las exportaciones mundiales de ese producto. Se trata indudablemente de un producto primario, pero que no sale directamente de la tierra a menos que se hagan importantes inversiones en materia de preparación de suelos, semillas, cepas, cosechas, embalajes, transporte, comercialización y marketing. Lo que el consumidor final paga por un kilo de uva incluye más pagos por concepto de servicios que por concepto de la fruta propiamente tal. Y una parte importante de esos pagos a va a manos de agentes productivos chilenos ubicados en los valles que están dislocados a lo largo por lo menos de 1.500 kilómetros de territorio de norte a sur.

En cuarto lugar se ubica el yodo, con 660 millones de dólares exportados en 2011, y en el cual Chile es responsable del 67% de las exportaciones mundiales. Se trata también de un sub producto de la minería extractiva, pero con importantes niveles de manufacturación posterior.
El quinto producto en este listado son los salmones del Pacifico, producto que le reportó a Chile 600 millones de dólares en el año 2011, y que lo colocó como el protagonista del 44 % de la exportaciones mundiales. Este es un producto que tiene características muy peculiares. Primero, es una mercancía que exige altas y muy riesgosas inversiones, pues se trata de un animal muy delicado, y cuya comercialización internacional es cara y complicada. La cadena de frío no puede interrumpirse en ningún momento, desde que el pez sale del agua hasta que llega al supermercado en el país de destino, ni puede pasar mucho tiempo entre estos dos puntos.

Además, su comercialización internacional debe hacerse fundamentalmente por vía aérea.
Los otros productos en los cuales Chile es el primer exportador mundial, son las truchas, el arándano, el carbonato de litio, las ciruelas frescas y las manzanas deshidratadas.

USO DE LAS VENTAJAS

Como puede verse, se trata fundamentalmente de productos provenientes de la minería, de la fruticultura y de la acuicultura, con grados variables, pero no muy elevados, de manufacturación. Los productos provenientes del mundo forestal también son importantes en el paquete de exportaciones chilenas, pero no ocupa allí rangos de primer exportador mundial. Se trata, por lo tanto, en su conjunto, de un buen ejemplo de utilización de las ventajas y potencialidades que ofrece la naturaleza –con un grado importante de apoyos estatales- pero de un ejemplo también de las dificultades que existen como para pasar de esa etapa, a la etapa de exportación de bienes y servicios de mayor valor agregado.

Blog: sergio-arancibia.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: