Las medidas de Chávez para enfrentar la crisis en Venezuela

El Gobernante anunció, a través de una cadena nacional de radio y televisión, su plan “anticrisis” que tiene previsto para nuestro país. Ha dicho que las acciones no implicarán mayores costos para la población, agobiada por una inflación de niveles de 30% y que está integrada en su mayoría por pobres.

El mandatario indicó que Venezuela llegó en «condiciones de fortaleza» a la crisis mundial y que las medidas buscan «salvaguardar esa fortaleza» para preservar los empleos, los programas sociales y el ritmo de inversiones públicas.

Los analistas estiman que la crisis financiera ha afectado a Venezuela, especialmente, por el lado de los ingresos por exportaciones petroleras. Según estimaciones de los analistas, las entradas por ventas de crudo podrían caer este año en 50.000 millones de dólares, lo que representa la mitad del gasto público del 2008.

Venezuela es uno de los mayores exportadores de crudo del mundo, y mantiene una fuerte dependencia del petróleo, que genera 92 de cada 100 dólares que ingresan al país por exportaciones. A esta situación de vulnerabilidad se suma el hecho, de que cerca de la mitad de los ingresos del Gobierno, son financiados con la renta petrolera.

El ministro de Economía, Alí Rodríguez, admitió a inicios de año, que de persistir la baja cotización del petróleo, el Gobierno se vería obligado a revisar su presupuesto. Chávez, por su parte ha asegurado que, aún con la merma de los ingresos petroleros, no reducirá el gasto social que representa cerca del 40% del presupuesto fiscal.

El Presidente ha insistido en que el país cuenta con suficientes reservas internacionales para enfrentar la crisis mundial, que ascienden a unos 29.000 millones de dólares; los recursos que tiene ahorrados el Ejecutivo en el Fondo de Desarrollo Nacional, (Fonden), y un fondo binacional de 12.000 millones de dólares que constituyó Venezuela con China.

A inicios de año el Gobierno solicitó al Banco Central, la entrega 12.500 millones de dólares de las reservas internacionales, basado en una legislación que impulsó Chávez en el 2005, que obliga al instituto emisor a transferir anualmente las llamadas reservas «excedentarias».

La velocidad con la que el Banco Central ejecutó en enero, el traslado del 30% de las reservas internacionales a las cuentas del Ejecutivo, generó suspicacias sobre la situación financiera del gobierno.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: