Las reservas caen a lo más bajo desde agosto de 2007

EL UNIVERSAL – Víctor Salmerón Para obtener dólares al tipo de cambio oficial las empresas necesitan que Cadivi apruebe su solicitud y luego que el Banco Central desembolse el dinero, pero las cifras oficiales indican que el tanque de divisas pierde disponibilidad a pesar del salto estelar en los precios del petróleo.

Para entregar los dólares autorizados por Cadivi y cancelar compromisos de deuda externa, el Banco Central recurre a la cuenta de las reservas internacionales y al cierre del 8 de abril disponía de 25 mil 921 millones de dólares, cifra que se traduce en una caída de 12% en lo que va de año y en el nivel más bajo desde el 14 de agosto de 2007.

Un factor clave es, que la porción de las reservas que no es posible disponer de inmediato porque está invertida en oro, ha crecido de manera importante restando margen de maniobra al BCV.

Un estudio elaborado por José Guerra, ex gerente de investigación económica del Banco Central, señala que la fracción de las reservas internacionales respaldadas por oro aumenta desde 39,56% en 2009 hasta 70% al cierre de marzo de este año.

El resultado es que el BCV ha disminuido la entrega de divisas. Al contrastar el primer trimestre de este año con el mismo lapso de 2010, aflora que Cadivi aumentó 11% la aprobación de dólares, pero el Banco Central recortó en 3% las entregas.

El declive de las reservas internacionales obedece a una mezcla de factores. El Banco Central está obligado a transferir parte de los dólares que tiene al Fonden, un fondo que administra directamente el Ejecutivo para cubrir planes de gasto.

En el tiempo transcurrido de este año, el BCV ha transferido al Fonden 2 mil millones de dólares.

La lista de causas que explican el declive de las reservas también incluye que Pdvsa sólo le entrega al BCV la mitad de los petrodólares que recibe.

Si bien este manejo cumple con las normas, desde que en 2005 una reforma legal liberó a Pdvsa de la obligación de entregar todos los petrodólares al Banco Central, tiene como consecuencia menos disponibilidad de divisas para el sector privado.

El declive en la producción de Pdvsa y el aumento de la cantidad de barriles que tienen que destinarse a suplir el mercado venezolano también inciden en la cantidad de dólares disponibles.

Las estadísticas señalan que el nivel actual de las reservas internacionales equivale a 8 meses de importaciones, una magnitud que es inferior al promedio de los últimos cinco años que se ubica en 10 meses de importaciones.

Esto ocurre en un contexto donde la economía venezolana ha aumentado la dependencia en las importaciones porque el descenso de la inversión privada y el desestímulo que crea el control de precios, se traducen en declive de la producción nacional.

Menos soporte

Los dólares depositados en la cuenta de reservas internacionales respaldan los bolívares en circulación y cuando una moneda pierde soporte, advierten expertos, la consecuencia es mayor inflación y expectativas de devaluación.

Básicamente las reservas internacionales descienden mientras aumentan los bolívares en circulación.

Así hay menos dólares para respaldar la moneda y surge la percepción de que, tarde o temprano, habrá que incrementar el tipo de cambio

En 2009 y 2010 el Gobierno se ha visto forzado a devaluar la moneda y el tipo de cambio oficial acumula un salto desde 2,15 bolívares por dólar hasta 4,30.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: