“Ley de Universidades no puede ser objeto de un madrugonazo”

“La reforma de la Ley de Universidades no puede ser objeto de un madrugonazo, ni de improvisaciones que desconozcan los preceptos constitucionales que establecen los principios de autonomía, libertad de cátedra, la no injerencia partidista y la concertación entre el Estado y la sociedad, para el desarrollo de la política y la legislación en la educación en general”. Así lo manifiesta José Ignacio Moreno León, rector de la Universidad Metropolitana, respecto al anteproyecto de ley elaborado por el Ministerio de Educación Universitaria, el cual se encuentra en la agenda de discusión del parlamento para los próximos días.

Ante la ausencia de la consulta de este proyecto con los sectores afectados, la máxima autoridad de la UNIMET hace énfasis en la importancia de instaurar un diálogo entre las universidades y el gobierno, a fin de establecer una Ley de Universidades apegada a Derecho y que esté en armonía con los principios educativos universales.

Moreno León hace referencia a la XX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno -celebrada el 3 y 4 de diciembre en Mar de Plata, Argentina- en la que, en su declaración final sobre educación, “se ratifica la idea de que las reformas del sistema educativo deben promoverse como un esfuerzo compartido entre el Estado y los factores sociales, que en nuestro caso serían las universidades”. Por ello, considera que este punto debe ser tomado en cuenta por los parlamentarios integrantes de la Comisión de Educación para la elaboración de la Ley de Universidades.

“Los modelos centralistas e ideologizantes de educación universitaria están en retirada desde el colapso del socialismo real”, expresa el Rector de la UNIMET. “Frente a la Sociedad de la Información y del Conocimiento, que caracteriza al proceso contemporáneo de globalización, se hace más evidente la necesidad de preservar y promover la libertad de cátedra, la discusión abierta de las ideas, y la creación y divulgación del conocimiento, que son condiciones existenciales de la institución universitaria”, afirma.

Asimismo, Moreno León explica que “aún en los países que estuvieron durante décadas bajo el yugo del marxismo-comunismo, se han estado produciendo cambios importantes en la política educativa, orientados por los principios de autonomía responsable de gestión para poder enfrentar las profundas transformaciones que se requieren, a fin de modernizar su sistema de educación superior, en un ambiente participativo y de consenso nacional”. El Rector asoma el caso de Polonia, donde se encuentra que más del 50% de las universidades son privadas (compitiendo con las públicas por calidad educativa); y el de Rusia, país en el que operan 655 universidades públicas y 450 privadas.

Sin embargo, “el ejemplo más emblemático es China, que a pesar de mantener el sistema comunista en lo político, ha venido impulsando -en las dos últimas décadas- un modelo de mercado en lo económico, apalancado en una reforma de la educación universitaria que se inició en 1990, con énfasis en la calidad educativa y propiciando una activa participación del sector privado”. Moreno León apunta que, en la actualidad, la nación asiática cuenta con un aproximado de 1.270 universidades privadas; y que, desde 1996, “el ingreso a la educación superior en el sector público se fundamenta en un sistema meritocrático, en el que se cobra matrícula en las universidades oficiales, según la capacidad económica de los estudiantes”.

En este sentido, el Rector de la UNIMET reitera la disposición del equipo de expertos en materia de educación superior con el que cuenta esta institución para reunirse con las autoridades del poder legislativo nacional, con la idea de trabajar en conjunto en la elaboración de una normativa jurídica acorde a las necesidades del sector universitario.

[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: