Locatel: Constancia e innovación son sus claves de expansión

John Levy y Luis Ruah se conocen desde que tenían 10 años de edad y desde ese entonces estaban claros de que serían comerciantes. Hace 40 años comenzaron a vender y a alquilar equipos médicos, un nicho poco explorado en esa época.

El tiempo transcurrió y la distribución de sus productos a farmacias continuó hasta que en 1991 se percataron de que tenían la posibilidad de crear otro negocio. Ruah recordó que durante esos años en varios países existían establecimientos en los que se podían comprar artículos relacionados con un rubro en particular. Si se quería construir una casa, por ejemplo, había locales especializados que vendían cemento, ladrillos, cabillas, clavos, pinturas y hasta madera. Todo se podía adquirir en un solo lugar. Sin embargo, no ocurría lo mismo con la salud.

Hace 18 años mi socio y yo nos dimos cuenta de que no había ningún lugar en el que se pudiera comprar todo lo referido a la salud. «De allí surgió la idea de crear un automercado especializado en este segmento, y nació Locatel», contó Ruah. Se instalaron en un local en Boleíta y decidieron que en la planta baja, donde había suficiente espacio, pondrían en práctica su proyecto. Allí se levantó la primera tienda Locatel. El negocio comenzó como un supermercado en el que alquilaban equipos médicos, hasta que a uno de los hijos de Ruah se le ocurrió incorporar una farmacia dentro del local. En ese momento fue cuando empezaron a parecerse al automercado de salud que se habían propuesto abrir e iniciaron la comercialización de artículos relacionados con este segmento.

Luego decidimos sumar una sección de golosinas, alimentos y muchos otros. «Se incluyeron, además, productos para la belleza, que son fundamentales para la salud de la piel», expresó. También abrieron una sección de librería, perfumería, hogar e higiene personal. El concepto de farmacias integrales llamó la atención de los usuarios y una vez que afianzaron su estilo, Locatel comenzó a ser buscado no solo por las ofertas sino también por la atención que brindan a clientes, y por los precios competitivos, agregó.

Evolución constante

Ulises Bermúdez, director de mercadeo, asegura que uno de los factores que ha contribuido al éxito de la compañía, y con el que piensan seguir trabajando, es la innovación. «Ese ha sido uno de los retos de Locatel, por eso constantemente nos reinventamos y a través de estos años se han ido agregando gamas de productos y de servicios para seguir creciendo», dijo.

A esta serie de cambios, se le agrega un nuevo elemento: el refrescamiento de su logotipo. A finales del año pasado, la empresa realizó una investigación en la que descubrió que los consumidores querían una imagen más fresca y dirigida a la salud preventiva.

Enfocados en prevenir y corregir enfermedades, la empresa renovó su imagen y se comprometió a efectuar cambios en sus servicios. Bermúdez explicó que sin variar el color verde que los identifica, diseñaron un símbolo que representa la alianza entre la cadena, sus proveedores y usuarios: un aro. Además, agregaron el color naranja. Destacó que la empresa está orgullosa de su pasado, pero que ya era necesario un remozamiento. Anunció que se remodelarán las tiendas y que las secciones serán identificadas con un color diferente. La idea es facilitarle al consumidor encontrar lo que busca de manera rápida.

Los objetivos

El refrescamiento de la imagen requirió una inversión de 80% de los recursos publicitarios del año. La nueva imagen y eslogan estarán presentes en todos los Locatel del país y se apoyará en distintos anuncios comerciales en los medios de comunicación. La cadena genera más de 5.000 empleos directos y más de 10.000 indirectos, y cuenta con 46 franquicias distribuidas en el país. También operan en el exterior: Rusia, Estados Unidos, México y Colombia. Sus planes incluyen abrir una tienda mensual en Venezuela, a partir del año 2010, y expandirse a Perú y a Centroamérica. En 2011 proyectan inaugurar Locatel en Chile. En los próximos 18 meses incorporarán entre 2 y 3 nuevos servicios para sus afiliados. Aunque para Ruah, el cambio le produce cierta nostalgia, asegura que la innovación es parte del compromiso con sus clientes. Como ejemplo, mencionó que a finales de este año invertirán 20% del presupuesto de publicidad en Fundailusión, una organización sin fines de lucro que atiende a niños con enfermedades terminales avanzadas.

Fuente: www.locatel.com.ve

A %d blogueros les gusta esto: