Confianza, comprensión de los temas del momento o liderazgo son elementos cruciales que debe enfrentar la estrategia de marketing para sobrevivir, según los resultados de un estudio realizado por la consultora internacional Gartner

Los rápidos cambios que se están suscitando a nivel global obliga a los directivos de marketing a ajustarse a lo que el mundo está modificando y a la forma en que lo está haciendo, exigiéndole ser capaces de seguir el ritmo de los cambios a lo interno de las organizaciones. Es una situación compleja, especialmente por su dinamicidad, pero leer las pistas y actuar en consecuencia será lo que les permita posicionarse de forma eficiente y sobrevivir en esta época.

¿Qué deben hacer los responsables de marketing para posicionarse de forma positiva y ganadora en la nueva situación? ¿Cómo deben ajustarse a los nuevos cambios y blindar a sus empresas ante los nuevos tiempos?

Según el estudio de Gartner los grandes retos a los que deben enfrentarse las empresas en su estrategia de marketing y los elementos que marcarán, por tanto, el futuro inmediato, pasan por:

La confianza se ha convertido en el elemento crucial que marca el éxito o el fracaso.

Entender que el mundo está cada vez más polarizado y que las marcas no escapan a esta controversia es vital, ya que el efecto ocasiona una separación entre las opiniones de unos y otros generando que las cosas sean vistas a través de ¨filtros polarizadores¨ y eso tiene impacto no solo en los aspectos políticos o sociales sino también en como se ven las marcas y las empresas y en los consumidores que se relacionan con ellos. Si bien, la conclusión alcanzada por Gartner se corresponde a la sociedad norteamericana, puede ser perfectamente asemejada a la realidad venezolana de como el filtro polarizador condiciona las estrategias de marketing que deben formular las organizaciones en su esfuerzo de sobrevivencia actual y  en el futuro inmediato.

Chris Ross, director de investigación en Gartner afirma que reconocer la ocurrencia de este fenómeno es vital para anticiparse a los problemas e implicaciones que traerá consigo. Por lo que, las marcas y las empresas deben prepararse para reaccionar a las diferentes situaciones que ocurren en el proceso comentado. En otras palabras, los productos, la actuación de los ejecutivos, las políticas de recursos humanos, la disponibilidad financiera, el perfil de los consumidores y el análisis de otra lista de variables tendrán que someterse al escarnio de la polarización publica comentada e incorporarlas al momento de decidir por las estrategias de mercadeo más efectivas y eficientes haciéndolas más merecedoras de la confianza y consecuencialmente de lograr un mejor posicionamiento de cara al futuro.

La tecnología impulsa y lidera el cambio

Aquí se podría señalar que hay dos vías. Por un lado, está el modo en el que las grandes (piénsese en Google, Amazon, Facebook y Apple) impactan en el mercado publicitario y en la estrategia de marketing con sus decisiones y su actividad. Por otro lado, está el modo en el que la tecnología en general está cambiando las cosas. Las nuevas tecnologías emergentes ayudarán a las empresas a conectar mejor con sus consumidores y a cambiar su posición en el mercado.

El líder sigue siendo muy importante

Pero, a pesar de todo lo que la tecnología puede cambiar y el modo en el que lo puede hacer, todavía sigue siendo muy importante contar con buenos líderes. Los grandes planes requieren de líderes geniales, señalan en el análisis. Los líderes tienen que tener las clásicas características que se esperan de ellos (como ser buenos en negocios) pero también los elementos que se esperan en los nuevos tiempos (como ser muy buenos en elementos como comunicación). Tiene que ser capaz de conectar con la gente y de lograr que esta muestre compromiso con lo que está haciendo.