Los noruegos no están contentos con que se hiciera pública la negociación

Phil Gunson

Phil Gunson, analista del Internacional Crisis Grup, afirmó que desde que en mayo se filtró la información sobre los acercamientos entre el chavismo y la oposición el proceso se volvió “muy vulnerable”

El proceso de negociación entre el chavismo y la oposición, que se lleva a cabo con mediación de Noruega, se volvió “muy vulnerable” desde que se hizo público el 16 de mayo, afirmó Phil Gunson, analista del Internacional Crisis Grup.

“Los noruegos no están muy contentos con que en mayo saliera a la luz pública, por lo que es un proceso más débil que cuando estaba en privado”, dijo el analista en el foro Perspectivas Políticas, Económicas y Sociales para 2019, realizado por el Centros de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello.

Explicó que las autoridades noruegas trabajan con discreción en esos procesos: “Ellos prefieren llevar todo en silencio hasta que se den resultados, pero nunca sucederá en Venezuela, aquí no se guarda ningún secreto”.

Agregó que los factores antidiálogo de parte de la cúpula gobernante y de la dirigencia opositora también perjudican la negociación.

Crisis con soluciones multidimensionales

El analista destacó que la crisis venezolana se convirtió en una crisis regional en 2014 debido al éxodo masivo de ciudadanos que huyen de la situación: “Si antes se dedicaban a disfrutar de las bondades del chavismo por la corrupción y el auge económico, hace algunos años se vio la consecuencia en una migración sin precedentes que desestabiliza la región”.

En el ámbito internacional, continúo Gunson, también se suman Estados Unidos, Rusia, China y la Unión Europea, lo que hace que las soluciones para la crítica situación nacional sean multidimensionales, “porque mucha gente se tiene que poner de acuerdo”.

Afirmó que el gobierno estadounidense se ha alejado de su percepción inicial, propuesta a principio de año, de ejercer presión mediante la amenaza de hacer uso de la fuerza y las sanciones para producir el cambio de Ejecutivo y un gobierno de transición, debido a los hechos registrados el 23 de febrero y el 30 de abril.

“Todos, menos los más optimistas, se han dado cuenta de que esa solución rápida no vino, no ha llegado y es muy poco probable que llegue a suceder”, expresó.

A 6 meses de que más de 50 países reconocieron a Juan Guaidó como el liderazgo legítimo del país, la comunidad internacional, a su juicio, converge alrededor de la idea de aplicar un plan de análisis de mediano plazo, que pase por negociaciones entre ambas partes del conflicto: “Casi todo el mundo opina que sin negociaciones no hay resultados”.

Gunson considera que existe una especie de brecha entre lo que sucede en el mundo y la política nacional, que mantiene el mismo discurso desde enero. “Eso debe cambiar para producir una solución mayor. Sin la comunidad internacional, sin escucharla no se puede esperar mucho”, manifestó.

Publicado por El Nacional

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: