Los problemas de la actual alimentación

Ante la reciente alarma social que ha supuesto la gripe A antes la llamada porcina, aunque no parece que sea tan peligrosa como en un principio se suponía, a no ser personas con su sistema inmunológico disminuido o con su salud comprometida.

El problema de la actual alimentación es el círculo en el cual hemos caído y del cual es tan difícil salir.
Comemos exceso de calorías, con mínimos nutrientes esenciales que apenas cubren las necesidades de nuestro organismo, adquirimos sobrepeso, dejamos de comer para perderlo y creamos deficiencias en minerales, vitaminas, fitonutrientes,…., las funciones de nuestro organismo no son las adecuadas, necesitamos mayor número de horas de descanso para recuperarnos, las células no se regeneran, los síntomas comienzan a aparecer: cansancio, dolores de cabeza, hipertensión arterial. Todos queremos tener buen aspecto, pero no queremos pagar el precio que requiere el alcanzarlo. No nos queremos privar de nada lo que queremos y lo queremos sin esfuerzo, creemos que con ir al dietista todo está solucionado y no nos paramos a pensar que las dietas por si solas, no tienen efecto.

La nutrición no es una ciencia matemática exacta y como tal hay que entenderla.

Las personas somos únicas y como tal, tenemos que aceptar que lo que puede funcionar para una persona, no tiene el mismo efecto en otra que, aparentemente, tenga la misma constitución.

El control del peso y la obesidad está en instaurar hábitos de vida saludables, nutrición equilibrada, ejercicio habitual y de forma moderada.

Llevar una nutrición equilibrada para un alto porcentaje de los humanos es cuestión de realizar unas pequeñas correcciones en su dieta e implementar más actividad física.

Pero, además, con estos pequeños cambios en los hábitos de nuestra vida, podemos conseguir grandes beneficios que reportarán una mejora sustancial para nuestra salud, con una mejor respuesta de nuestro organismo en la prevención de enfermedades.

La mejora de nuestro organismo al recibir la nutrición adecuada, le ayudará en la prevención de enfermedades crónicas como la obesidad, hipertensión, diabetes,… y en una mejor respuesta de nuestro sistema inmunológico, ante el ataque de microbios y virus como el de la gripe, catarros, influenza estacional e, incluso, otros más severos que influenza aviar, influenza porcina.

Una nutrición adecuada dará a nuestro organismo, los mejores medios de defensa ante estas enfermedades tan graves, influenza aviar o influenza porcina, que pueden llegar a convertirse en pandemias.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: