Los Retos del Aluminio (II)

En un escrito previo se había delineado, a grosso modo, lo que podría ser un reto importante para la Industria del aluminio en Venezuela. Se trataba de la aplicación del noble metal en la industria del transporte, (vehículos de paseo, plataformas de camiones, tanques para transporte de gases, cavas, contenedores, vagones de ferrocarril, etc). Aplicación que, a nivel mundial, es la de mayor volúmen y de explosivo crecimiento en los últimos años, sobre todo si se consideran las imperantes medidas para reducir el recalentamiento global y la contaminación en general. Este reto debe ser acometido por el estado, (MIBAM, Ministerio de Industrias ligeras) , las Universidades e Institutos de Investigación, Industriales, (particularmente AVIAL y AIMM y naturalmente sus afiliados) , las ensambladoras, empresas usuarias, (METRO de CARACAS, FERROCARRILES del ESTADO, FERROMINERA, etc).

Para la materialización de este proyecto que, sin dudas, cambiaría radicalmente el rostro del sector transformador nacional, generando además un sinfín de puestos de trabajo, se amerita de un PLAN MAESTRO que fije claramente el objetivo cardinal y los específicos, un plan que se convierta en POLÍTICA DE ESTADO. En este plan, centralizado en el MIBAM, se diseñarían estrategias para lograr el total involucramiento de ensambladoras/empresas, fabricantes/empresas usuarias y universidades, desarrollando al propio tiempo los conocimientos básicos y de líneas de investigación, (particularmente en temas metalúrgicos/mecánicos de escaso desarrollo en el país: análisis de anisotropia de aleaciones de aluminio laminadas, conocido igualmente como estudio de texturas, asi como en aleaciones para forjado e inyección y moldeo en arena para fabricación de partes/ piezas, perfiles y el estampado/soldado de aluminio). En este sentido, con Centros Universitarios como la UNEXPO, (Guayana), UCV , USB y con la ayuda del Centro de Investigaciones de CVG Venalum y de los técnicos de las empresas básicas en general, pueden delinearse todo este conjunto de estrategias, (identificándose las aplicaciones de mayor potencial y factibilidad), que permita contar con la base tecnológica para apoyar el desarrollo en las empresas SERLACA, (EPS del MIBAM a instalarse en Caicara del Orinoco), que será la factoría responsable de fabricar aleaciones laminadas de las series 5XXX, (Aluminio-Magnesio), y 6XXX, (Aluminio-Magnesio-Silicio), y en otras empresas, (a crear “aguas abajo”), la base de sustentación de este proyecto.

Sin duda, un PLAN MAESTRO con estas características requiere de tiempo: su aplicación sería a mediano y largo plazo. Necesita continuidad y voluntad verdadera de llevarlo a cabo. Amerita claridad y grandeza de propósitos. Requiere sobre todo, la paciencia para ir creando ese vasto tejido de relaciones gubernamentales-gremiales-académicas-industriales, para dar los resultados deseados.

Resultados en los que, además del empleo y del crecimiento del sector transformador nacional, se incrementará en forma por demás apreciable el nivel de nuestras exportaciones de productos con altísimo valor agregado, multiplicando la influencia del sector aluminio en el PIB del país, y generando una espiral de nuevas aplicaciones, al irse creando una plataforma de investigación propia.

Como en todo proceso humano, un vasto plan de las características delineadas necesita de un empuje inicial: de una energía de activación. ¿Qué mejor energia que la proveniente de los gremios que agrupan a los empresarios del aluminio como AVIAl?. En efecto, podría ser que la acometida inicial parta de este gremio mediante la organización de un evento, donde se muestren las potencialidades que tienen, (y las que podría tener en un palzo razonable), para apuntalar el éxito de este plan. En áreas tales como fundición, extrusión, fabricación de partes y piezas para el transporte, etc, podrían presentarse oportunidades y conocimientos tecnológicos, que apoyen la consecusión de los objetivos a trazar. Esta participación gremial activadora, sería inmensamente necesaria y saludable.

El reto está allí. Sus beneficios proyectables son enormes, el conseguirlos requiere esfuerzo, tal vez mucho mayor al realizado cuando, acertadamente, se instalaron las empresas de aluminio primario en el país. Sería un gran paso y un verdadero modelo, para luego acometer, en otros sectores industriales del país, cuyas caraterísitcas necesitan de nuevos desarrollos y de divesificación.

Es cuestión de romper paradigmas y echarlo a andar con decisión.

(*) Ex-gerente de Comercialización de CVG ALCASA.
Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: