Mal calibrado de neumáticos y cambios de llantas, comprometen la dirigibilidad y componentes del auto

Fernando Miragaya / Autopress Brasil, en exclusividad con AutoAnuario. Los neumáticos, son el contacto del automóvil con la realidad. A pesar de ello, pasan desapercibidos para más conductores de los que podemos imaginar. Un tercio de los usuarios de vehículos de paseo en los principales mercados de América Latina, circulan con la presión de aire baja en al menos unos de ellos, según un estudio desarrollado por Continental Pneus. Y uno de cada seis, conduce con dicha presión por debajo del límite mínimo de seguridad, o 10 psi (libras por pulgadas cuadradas) menos que lo recomendado por el fabricante del automóvil.

Ese “descuido” no es exclusividad de los llamados mercados emergentes. Una especie de sondeo realizado por Michelin en 18 países europeos, reveló que 66% de los automóviles circulaban con neumáticos con presión de aire baja. Un error que obviamente compromete la seguridad del vehículo, aumenta el consumo de combustible y le provoca un desgaste prematuro a dichos neumáticos.
Por su parte, una presión mayor que la recomendada en el Manual del Propietario, aumenta el desgaste en el centro de la banda afectando hasta el mismo confort, dejándolo más propenso a perforaciones y roturas por objetos que pudieran encontrarse en el piso. Aumentan las vibraciones, puede provocar desajustes en piezas internas y disminuye la durabilidad de amortiguadores y resortes. “El neumático es parte de la suspensión. Por ende, afecta a toda la suspensión del vehículo”, resume Flavio Santana, gerente de marketing de producto de neumáticos de paseo y de camionetas de Michelin.

“Una de las primeras equivocaciones encontradas en la calles, son los calibrados inadecuados de la presión de aire en los neumáticos. La presión correcta, garantiza la mejor dirigibilidad”, destaca José Carlos Quadrelli, gerente general de Ingeniería de Ventas de Bridgestone.
Pero también los cambios de llantas y de perfiles de neumáticos, son una verdadera pesadilla para los ingenieros automotrices. Es común encontrarse con autos compactos equipados con enormes ruedas y cubiertas de perfil muy bajo. Por lograr una estética deportiva a través del rodado, se incrementan los problemas, comprometiendo ítems de suspensión y maniobrabilidad del automóvil.

Instantáneas. # La resolución 558/80 de Contran (Brasil), dice que se prohíbe la circulación de vehículos equipados, con neumáticos cuya banda de rodamiento hubiera alcanzado los indicadores de desgaste o el remanente de profanidad sea inferior a 1,6 mm.
# En promedio, neumáticos con presión 30% inferior que la recomendada aumentan el consumo de combustible hasta un 2,5%. Aparte, con un descalibrado del 25%, la vida útil del neumático se reduce en casi un 50%.
# En los últimos tres años, Michelin realiza el proyecto Presión Justa, en el que encuesta sobre el conocimiento de los conductores sobre el calibrado de la presión de aire de los neumáticos y orientarlos sobre el inflado correcto.
# La investigación de Bridgestone indica que se desperdician 660 millones de litros de combustible por año, equivalente a US$ 645 millones, por causa de los neumáticos descalibrados.

Mitos y verdades. Los principales cuidados con los neumáticos van desde simples controles visuales, hasta la famosa rotación. La mayor recomendación de los especialistas es la verificación del TWI, sigla de Tread Wear Indicators (indicador de desgaste de la banda de rodamiento) que aparece al borde de los surcos del neumático. El límite de seguridad es de 1.6 mm de profundidad, vale decir que cuando el TWI se nivela con la banda, es hora de cambiarlo.
La presión debe verificarse semanalmente según los niveles determinados en el Manual del Propietario. Lo ideal, es realizar el control con los neumáticos fríos, pues con el aumento de temperatura, se incrementa la presión interna, indicando una presión mayor a la real. Con el neumático caliente, se debe agregar 4 psi a la recomendada, para volver a verificar cuando se enfría.
A la hora de cambiarlos, deben mantenerse los de la misma marca en cada eje. “Todos los modelos de neumáticos son diferentes entre sí, presentando en su construcción una disposición diferente de las lonas, atendiendo las especificaciones del fabricante”, recuerda Roberto Giorgini, coordinador de Marketing de Neumáticos de Goodyear.

Además, los más nuevos se deben colocar en el eje trasero. “La pérdida de adherencia en los neumáticos delanteros es siempre más controlable para el conductor, que puede utilizar el volante, frenos o acelerador para compensar el problema”, asegura Quadrelli de Bridgestone.
Es importante la rotación de neumáticos. Se recomienda pasar los traseros para adelante y viceversa, cada 5.000 km. Es la forma de igualar el desgaste, ya que en autos con tracción delantera, el eje delantero tiende a provocar un mayor desgaste que el trasero.

Cómo se leen El neumático tiene en su lateral varias inscripciones que indican su origen, construcción, medidas, índice de carga y velocidad, entre otras. Una mezcla de números y letras, explican las especificaciones del modelo. Por ejemplo, la nomenclatura 205/55 R16 91, indica:

205: ancho del neumático, en milímetros.
55: Serie – Es el perfil, o sea, la relación porcentual entre la altura y el ancho de sección del neumático, en milímetros.
R: Tipo de construcción – R es radial, D es diagonal y B caracteriza diagonal-cintada, belted en inglés.
16: Diámetro de la llanta en pulgadas.
91: Índice de carga – Informa cual es la mayor carga que el neumático puede soportar. A mayor número, más capacidad de carga. El 91, por ejemplo, corresponde a una capacidad de 615 kg.
W: Es el símbolo de la velocidad, es decir, la máxima que el neumático puede soportar en km/h.

Veamos la siguiente tabla:
M = 130 km/h
N = 140 km/h
P = 150 km/h
Q =160 km/h
R = 170 km/h
S = 180 km/h
T = 190 km/h
U = 200 km/h
H = 210 km/h
V = 240 km/h
W = 270 km/h
Y = 300 km/h
Z = Más de 240 km/h.

Consejos para neumáticos de autos de paseo
# Deben mantener la medida o la medida opcional recomendada por el fabricante.
# El diseño de la banda de rodamiento tiene que ser compatible con el tipo de vehículo y del uso que se hace de él.
# El índice de carga y el símbolo de velocidad deben ser adecuados para el tipo de vehículo.
# Debe evitarse la colocación de neumáticos de dimensiones y construcciones diferentes en un mismo vehículo.
# No debe mezclarse neumáticos radiales nuevos con otros convencionales o reformados.
# En el caso de dos neumáticos nuevos, lo ideal es colocarlos en el eje trasero.
# Picos y válvulas también deben ser nuevos al cambiar los neumáticos.

Calibrado.
# La presión debe verificarse semanalmente o como máximo, cada 15 días.
# Es aconsejable chequear presiones antes de realizar viajes largos. Si el vehículo estuviera cargado, puede elevarse la presión entre 2 y 4 libras, siempre que con ese incremento no supere la máxima recomendada por el fabricante.
# Se debe controlar la presión con los neumáticos fríos. Dependiendo del recorrido realizado y la velocidad a la que se sometió, tarda entre 1 y 2 horas para enfriarse nuevamente.
# La presión de aire, debe ser la que indica el Manual del Propietario.
# Se deben revisar las válvulas y controlar que tengan sus tapas correspondientes.
# Se debe controlar también la rueda de auxilio.

Rotación.
# Debe efectuarse en intervalos de 5.000 km.
# La primera rotación, es la más importante.
# Luego de efectuar la rotación, se debe controlar la alineación de dirección, balanceo y presión de aire.
Cuándo cambiar neumáticos.
# Con banda de rodamiento con el mínimo permitido: TWI = 1.6 mm.
# Cuando hay daños y averías accidentales como cortes, globos, etc.
# Después de rodar con baja presión o sobrecarga que hubieran provocado algún daño.

http://www.autoanuario.com.uy/auspiciantes/2010/enero/index.html

AutoAnuario OnLine – E-mail: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: