Michele Crisafully: “Preparación del factor humano incide en el desarrollo del Turismo”

Conocedor del tema y con la pasión que, según afirma, caracteriza a todas las personas que promueven estas actividades, Crisafully considera que otras de las causas que han impedido el crecimiento del sector, son la poca atención brindada por los diversos gobiernos que ha tenido la nación y la baja capacidad hotelera.

Consultado como ha sido la evolución del sector, señala que a lo largo de 25 años en el país, ha visto cómo entre los años 80 hasta 1992 se dio un auge sostenido de este tipo de actividades, puesto que se presentaba un considerable volumen de pasajeros, así como de crecimiento en materia hotelera; mientras que en los últimos años hubo un decrecimiento de la actividad con relación a la época anterior.

Destaca, que su empresa se ubica entre las que lideran el mercado del turismo receptivo, caracterizándose por ser, en el estado Carabobo, una de las principales en recibir grupos de turistas provenientes de países, como Italia y España entre otros; actividad que ha sido desarrollada de forma exitosa, pese “a la poca capacidad que se tiene de hoteles ubicados a orillas de playa”.

“Esto es sólo una parte de las debilidades del sector, pues la otra parte es la preparación del factor humano, lo cual es sumamente importante. Debemos tener gente capacitada para recibir contingentes de turistas, ya que Venezuela es un país que llama mucho la atención en el extranjero, debido a su clima y sus bellezas naturales”, puntualiza.

Afirma, que el turismo nunca ha tenido en Venezuela la importancia que merece como actividad productiva y de crecimiento económico, a diferencia de otros países, como República Dominicana, Cuba y Brasil, por citar sólo algunos. “El ser un país petrolero llevó, a que los distintos gobiernos de turno, a que nunca le prestaran la debida atención al turismo; y el sector privado, al no contar con el apoyo necesario, no encontró el incentivo para invertir en el sector”, dice.

Es enfático, al indicar que personas como él, que aman el país y al turismo, insisten en desarrollar este tipo de actividades, a sabiendas que pudieran tener mejores dividendos.

“En estos momentos, el trabajo de las agencias de viajes es bastante difícil, pues luchamos para mantenernos combatiendo; inclusive, con las mismas líneas aéreas que antes eran socias, entre comillas, y ahora hay una tendencia a quitarnos más y más comisiones.

Con anterioridad, -continúa- teníamos un diez por ciento de comisión y, actualmente, esta se ubica en un seis por ciento, en el marco de una inflación galopante que no permite ver la rentabilidad. Entre los costos que suben y esta que baja, hay dos curvas con una diferencia notable”.

Finalmente, asegura que pese a esta situación, los empresarios vinculados a las agencias turísticas siguen trabajando, con la esperanza de que ello cambie, pues “Venezuela es un país joven y tiene todas las de ganar”

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: