Mujeres, trabajo y marcas

Madonna, Isabel Preysler, Belén Esteban, Hillary Clinton… todas ellas tienen en común haber aprovechado su imagen pública para hacer de ella una marca que les aporte beneficios.

Conocida internacionalmente, el ansia provocadora de Madonna ha conseguido crear una marca fuerte, reconocida mundialmente y ligada a valores que crean tendencia, la irreverencia, la rebeldía contra lo establecido… todos conceptos que son adoptados por distintas generaciones de jóvenes.

Isabel Preysler principal exponente de la elegancia, el estatus, el saber estar, la moda… una imagen chic muy rentabilizada promocionalmente. Una imagen muy protegida frente a la voracidad trituradora de los medios que ha sabido manejar, evitando el desgaste de la exposición, manteniendo así el misterio y la distancia de la clase.

En un hemisferio totalmente contrapuesto a Isabel, Belén Esteban ha conseguido robar el corazón de la ciudadanía media. La Esteban representa la realidad más cruda, el día a día real de la gente de a pie, con sus altos y sus bajos. Una imagen sobreexpuesta, sufrida, imparable, acechante, inevitable, como la vida misma.

A Hillary Clinton, un desliz de su marido le dio fama mundial. Esposa abnegada, representa los valores de la familia, el mantener el matrimonio ante todo, la americana luchadora que aumenta el valor de su marca vertiginosamente al demostrar al mundo que es posible una Hillary cabeza de familia, trabajadora, ganadora… Una mujer que ha sabido estar tras la estela de Obama brillando con luz propia y con una promoción internacional muy fuerte.

Enhorabuena a todas las mujeres que han sido capaces de crear marcas propias fuertes y enhorabuena a todas las que luchan cada día por sus derechos y oportunidades.

Fuente: http://juanpablosignes.com/

A %d blogueros les gusta esto: