¿No inviertes por miedo a perder?

Yo me tardé mucho en entrarle a esto de las inversiones, porque tenía la idea romántica de Hollywood donde se invierten millonadas, pero así se pierden. La bolsa de valores era algo así como ir al casino a jugar. Así que ¿para qué arriesgarme? Mejor guardo mi dinero en un lugar seguro.

Sé que esta también es la mentalidad de muchas personas. Así que les tengo muy malas noticias: Si no inviertes el dinero que ganas, lo que es seguro es que lo estás perdiendo. Y si no lo pierdes en este instante, lo perderás en el futuro. Punto.

¿Cómo es que lo estás perdiendo? Mientras nos mantengamos viviendo de lo que ganamos, dependemos absolutamente de nuestra capacidad de trabajar para sobrevivir. Si nos enfermamos, nos descuentan el día. Y no les platico como nos va a los que somos independientes. Si vivimos al día y nos enfermamos, nomás no comemos.

La única forma de hacer crecer el patrimonio y establecer un “buffer” de dinero que nos permita libertad de siquiera enfermarnos, es guardar una parte de lo que ganamos (ahorro) y hacer que ese ahorro crezca (inversión). Es la única forma. No le busquen, de verdad. Me pueden decir, oye pero, si yo pongo un negocio, y la gente trabaja para mi, ya no dependo de mi trabajo. Cierto, pero aún así, para que crezcas necesitas ahorrar e invertir. Además siempre necesitarás ponerle atención a tu negocio.

Aún los grandes millonarios siguen esa misma fórmula: guardan una parte de sus utilidades y la invierten.
Así que si el dinero que ahorras, lo guardas en el colchón o peor, en una cuenta corriente de banco, (el colchón es mejor opción que la cuenta corriente de banco porque nunca te cobra comisiones), ya estás perdiendo tu dinero. A razón de 5% de inflación, haz las cuentas.

De por sí, no siempre tiene uno oportunidad de ahorrar grandes cantidades. Si a eso le agregamos que lo poco que juntamos se diluye pronto con la inflación, las comisiones, y los gastos inesperados…

En el juego del dinero no importa si tu no quieres jugar para no perder, ¡estás en el juego! Y si no estás aprendiendo e invirtiendo, estás perdiendo.

¿Te da miedo meter los $5,000 que con esfuerzo has juntado a un fondo de inversión? Mételo a varios. Pregunta, aprende. Si en el camino pierdes $2,000, pero aprendiste y sabes ahora donde te conviene, habrán valido la pena, y créeme, si no lo intentas, perderás mucho más que $2,000 a lo largo de tu vida.

Lo que quiero decir es, que el costo de no aprender a invertir es muchas veces más caro, que los errores que puedas cometer invirtiendo. Sobre todo si te informas y no te lanzas como kamikaze, ciego a la primera inversión que te ofrecen.

Así que si tu principal temor para invertir ha sido perder dinero, ya no tienes nada más que perder al aprender inversiones, porque lana, ya la has estado perdiendo desde que recibiste tu primer pago.

NOTA: Cualquier inversión que vayas a realizar, asegúrate de investigar, preguntar y recopilar la mayor cantidad de información… No importa que tipo de inversión sea, si la realizas a ciegas, es igual de riesgoso que apostar en una ruleta de un casino… Con la diferencia que en la ruleta puedes llegar a ganar 32 a 1..

http://www.monetium.blogspot.com/

A %d blogueros les gusta esto: