¿Nueva reforma educativa en España?

La economía de España se ha basado en el último decenio en la conocida ‘dieta mediterránea’, cuyos ingredientes principales eran el ‘boom’ urbanístico, el turismo y el consumo interno, y que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado, pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa: (2008) y que provocará en la sociedad española la implementación de nuevos hábitos socioeconómicos.

El siguiente análisis trata de los elementos racionales que intervienen en el proceso educacional y su evidente falta de interconexión, plasmada en las endémicas tasas de fracaso escolar y en la escasa o nula implicación de las autoridades educativas, agravado por el drástico descenso de ingresos del Estado y Comunidades Autónomas y sus efectos colaterales en los presupuestos educativos para el Quinquenio 2012-2017.

Así, según, Público, la crisis habría obligado a recortar los presupuestos de Educación de las comunidades autónomas en 2011 (de quien depende más del 80% del gasto educativo) en casi 1.600 millones de euros con respecto a 2010 y la agencia de calificación Fitch ha advertido que es » imprescindible reformar el sector sanitario y educativo, porque estas partidas representan el 60% de sus presupuestos, además de añadir que la nota a las regiones españolas dependerá de cómo resuelvan sus problemas de liquidez y tesorería».

Según el G-14, la profunda recesión del mercado inmobiliario (con un desplome de ventas del 31,9% en el tercer trimestre del 2011), conllevará el subsiguiente endeudamiento crónico de los ayuntamientos y Comunidades Autónomas; y según la agencia EFE, la agencia de calificación de riesgos Standard&Poor’s (S&P) calcula que el déficit de las comunidades autónomas ascendió en el 2011 al 2,1% del PIB), por lo que no es descartable que muchas Comunidades se declaren insolventes y cedan las Competencias de Sanidad y Educación al Gobierno Central, quien se vería obligado a incrementar sus gastos por cuenta corriente y haría imposible el objetivo de alcanzar para 2012 un Déficit por Cuenta Corriente del 4,4 %.

Además, el drástico descenso de los ingresos del Estado y el bestial incremento de las prestaciones de desempleo (en el 2012 serán necesarios 40.000 millones), provocará la aparición de Déficit de la Seguridad Social para el Quinquenio 2012-2017, lo que conllevará una dramática reducción de los subsidios sociales que afectaría a la duración y cuantía de las prestaciones de desempleo, a las pensiones de jubilación y viudedad y a la Educación y Sanidad pública, gratuita y universal (con la implantación del copago), no siendo descartable la utilización de la «hucha de las pensiones» (estimada en 66.000 millones de Euros) para poder sufragar las necesidades del Estado en el Bienio 2012-2013.

Presumiblemente, la recesión económica que se avecina originará la desaparición de los Centros Concertados, al desaparecer las subvenciones públicas, (los cuales deberán reciclarse en Privados o extinguirse por inanición económica), quedando los centros privados como paradigma de la excelencia educativa y refugio exclusivo de las clases económicamente solventes. Así, según el portavoz de la Federación de Religiosos de la Enseñanza, Luis Centeno, la situación es especialmente preocupante en Islas Baleares, Castilla-La Mancha y en especial en la Comunidad Valenciana, donde alrededor de 450 colegios concertados reclaman al Gobierno de la Generalitat una cantidad que ronda los 30 millones de euros.

Por otra parte, el aumento de la población escolar de origen inmigrante (12,2 % del total de población escolar) y la irregular distribución de la misma en los centros docentes sostenidos con fondos públicos (un 80% va a la escuela pública y solo el 20% a colegios concertados), ha conllevado la necesidad de ingentes medios materiales y humanos y el consiguiente aumento de las partidas presupuestarias, que no podrán materializarse en el próximo Quinquenio, debido a la recesión económica,

A %d blogueros les gusta esto: