Salida de Capitales

El país está encerrado en el Chorro Petrolero

Ya pasaron los años en que BANCOEX organizaba las macro ruedas de negocios para incrementar sus compradores.

Venezuela sigue relacionándose con el mundo casi exclusivamente por la vía de la venta de hidrocarburos.

No hay promoción de exportaciones, ni nuevos sectores exportadores que irrumpan en la economía.

De los datos provisorios sobre balanza de pagos que fueron publicados por el Banco Central de Venezuela a fines del año 2011 es posible rescatar algunos datos que son relevantes para efectos de visualizar como está funcionando efectivamente el país.

En primer lugar es importante subrayar que las exportaciones alcanzaron en el año recién pasado la suma de 93.896 millones de dólares, lo cual es una cifra cercana a la que se obtuvo en el año 2008, cuando los precios del petróleo en el mercado internacional alcanzaron precios cercanos a los 140 dólares por barril. Ese año las exportaciones totales alcanzaron la cifra record de 95.021 millones de
dólares.

En segundo lugar, hay que mencionar el hecho de en materia de petróleo las exportaciones del año 2011 alcanzaron la cifra de 89.391 millones de dólares lo cual es la cifra más alta alcanzada en esa materia por Venezuela en sus últimos 500 años de historia. Ese monto representa el 95.2 % del total de las exportaciones de ese año, lo cual también representa uno de los porcentajes más altos que conozcan en la historia económica de Venezuela. En otras palabras, el país sigue relacionándose con el mundo casi exclusivamente por la vía de la venta de hidrocarburos.

No hay política alguna de promoción de exportaciones, ni hay nuevos sectores exportadores que irrumpan en la economía venezolana. Más bien hay una paulatina mortandad de los pocos y heroicos exportadores que han logrado hasta el día de hoy sobrevivir. La política de comercio exterior de este Gobierno es exportar petróleo e importar con esos ingresos todo lo que haga falta.

Estar promoviendo otras exportaciones no es necesario y es una pérdida de tiempo y de esfuerzo.

Sin actividad en los Mercados

Ya pasaron los años en que BANCOEX organizaba periódicamente las macro ruedas de negocios con países latinoamericanos para intentar incrementar las exportaciones nacionales, o el periodo en el cual se intentó dotar de buenos recursos humanos y tecnológicos a las Agregadurías Comerciales en algunos países que se visualizaban como mercados objetivos. Todo eso es cosa del pasado.

Las importaciones sumaron 45.615 millones de dólares, es decir, casi la mitad del monto de las exportaciones, lo cual implica que se generó un excedente importante como saldo favorable de la balanza comercial.

El 35 % de esas importaciones son hoy en día realizadas por las instituciones gubernamentales. Sin embargo, ese saldo favorable en la balanza comercial –es decir, en la diferencia entre exportaciones e
importaciones– se diluye en un abultado déficit de 32.566 millones de dólares en la cuenta de capital.

Esta última cifra tiene que ver fundamentalmente con los depósitos en el exterior realizados tanto por el Gobierno como por los agentes económicos privados. Los depósitos en el exterior realizados por el Gobierno aumentaron en el año 2011 en la elevada suma de 17.983 millones de dólares, lo cual a su vez está directamente relacionado con el famoso Fondo Chino.

Ese fondo, constituido con aportes del Gobierno chino y del Gobierno venezolano, se mantiene -por razones que no se explican- depositado en el exterior. Es importante subrayar que la cifra mencionada es el incremento de los depósitos que ha tenido lugar en el transcurso del año 2011, y no el monto total que esos depósitos alcanzan. Los nuevos depósitos en el exterior realizados, a su vez, por agentes económicos privados alcanzaron a 11.211 millones de dólares, los cuales también se suman a los grandes montos depositados en el exterior durante los años anteriores. Este Gobierno no ha eliminado –y ni siquiera disminuido- la fuga de capitales hacia el exterior, realizada por agentes económicos privados y estatales, sino que la ha institucionalizado, organizado y aumentado.

Todos esos fondos discretamente depositados en el exterior en el transcurso del año 2011 suman mucho más que todo el oro que con tanto despliegue propagandístico se trajo desde el exterior a las bóvedas del Banco Central de Venezuela.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: