Nuevas formas de gestión impulsadas por el Covid-19

Empresas de todos los tipos y sectores se han tenido que adaptar a las nuevas formas de trabajo y a los nuevos hábitos de sus consumidores, todo esto con el propósito de realizar su gestión más ágil y flexible.

A continuación se destacan algunas de las formas que han estado adoptando las empresas en un contexto generalizado de actuación.

Nuevas formas de relaciones y gestión comercial

Una comunicación digital más efectiva es necesaria para desarrollar relaciones y gestión comercial con los clientes tanto internos como con los externos, así como con sus proveedores y terceros de manera más estructurada y económica en términos de reducción de costos. Como es de suponer en esta época, esa forma de gestión está fundamentalmente basada más en ¨datos¨ que en la antigua relación personal, lo que genera un gran impacto en la forma de comunicarse comercialmente. Es decir, de manera diferente a la que prevalecía, por lo que las relaciones deben replantearse ya que lo indispensable no es solo la cobertura geográfica. También la relación con los empleados donde el trabajo remoto introduce cambios en lo referente a las competencias y habilidades tradicionales de estos, deberán ser más independientes, más flexibles, más concretas y concisas en su forma de trabajar y sobre todo más tecnológicas.

Flexibilización a nivel de las contrataciones

Si algo identificará esta nueva era, es la mayor consolidación de la flexibilización de las posiciones de trabajo en detrimento de las contrataciones fijas de los trabajadores. Se incrementarán las contrataciones para la realización de trabajos esporádicos de duración corta, en la cual el contratado efectúa una labor específica dentro de un proyecto. Este modelo o forma de trabajo atenta con la estabilidad laboral de una proporción considerable de personas; mientras que, para otras, se constituirá en una tabla de salvación para muchos profesionales que lo verán como una alternativa de desarrollo profesional.

Establecimiento de modelos de gestión por objetivos

Sin duda, la crisis ha impuesto un modelo ágil de gestión organizativa basado en una toma de decisiones rápidas, revisión y adaptación constante de los planes estratégicos. Con la implantación del teletrabajo/ remoto, muchas empresas se han visto forzadas al establecimiento del modelo de gestión por objetivos, en detrimento de los modelos basados en la presencia física en el lugar de trabajo. Todo esto implica un desarrollo tecnológico adecuado y adaptado; así como, a la consecución de metodologías ágiles y orientadas a la gestión.

Adaptación de los directivos al cambio del entorno

Con el aumento del nivel de automatización, la flexibilidad laboral, la reducción de sus estructuras de costos y la creación de nuevas formas de gestión con una revisión constante del modelo de negocio y de los procesos, se espera que esos cambios impactarán directamente en el tipo de los perfiles de directivos que serán necesarios, para las tomas de decisiones. Potenciándose de esa manera, aquellos directivos que sepan entender y aprovechar las posibilidades que ofrece la tecnología, la innovación y al mercado. En otras palabras, aquellos que sepan adaptar la estructura de la empresa a los cambios rápidos que está ocasionando el entorno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: