Open banking: ¿qué es?

Las nuevas tecnologías han creado un nuevo paradigma en relación a la banca y al uso de los datos. En el presente artículo trataremos el fenómeno del llamado Open Banking explicando qué es y cuál es su alcance.

Por Juan Frers

Las nuevas tecnologías han creado un nuevo paradigma en relación a la banca y al uso de los datos, cuanto más nos adentramos en este nuevo ecosistema compuesto por las nuevas tecnologías y las finanzas nos encontraremos frente a nuevos fenómenos tecnológicos financieros.

Podremos ver como nuevas figuras como el crowdfunding de criptoactivos denominado ICO o initial coin offering surgen poco a poco como formas alternativas al financiamiento tradicional.

En el presente artículo trataremos el fenómeno del llamado Open Banking explicando qué es y cuál es su alcance.

¿Qué es?

El open banking también conocido como «datos bancarios abiertos». El open banking es una práctica bancaria que proporciona a los proveedores de servicios financieros de terceros acceso abierto a la banca de consumo, transacciones y otros datos financieros de bancos e instituciones financieras no bancarias mediante el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API).

El open banking permite la interconexión de cuentas y datos entre instituciones para uso de consumidores, instituciones financieras y proveedores de servicios externos. Se está convirtiendo en una fuente importante de innovación que está preparada para remodelar la industria bancaria.

¿Cómo funciona?

Los bancos permiten el acceso y el control de los datos personales y financieros de los clientes a proveedores de servicios externos, que suelen ser empresas emergentes de tecnología y proveedores de servicios financieros en línea.

Los clientes normalmente deben otorgar algún tipo de consentimiento para permitir que el banco permita dicho acceso, como marcar una casilla en una pantalla de términos de servicio en una aplicación en línea. Las API de proveedores de terceros pueden usar los datos compartidos del cliente (y los datos sobre las contrapartes financieras del cliente).

Los usos pueden incluir comparar las cuentas del cliente y el historial de transacciones con una variedad de opciones de servicios financieros, agregar datos entre las instituciones financieras participantes y los clientes para crear perfiles de marketing o realizar nuevas transacciones y cambios en la cuenta en nombre del cliente.

El open banking es una fuerza impulsora de la innovación en la industria bancaria. Al depender de las redes en lugar de la centralización, la banca abierta puede ayudar a los clientes de servicios financieros a compartir de forma segura sus datos financieros con otras instituciones financieras. Por ejemplo, las API de banca abierta pueden facilitar el proceso, a veces oneroso, de pasar del servicio de cuenta corriente de un banco al servicio de otro banco.

La API también puede mirar los datos de transacciones de los consumidores para identificar los mejores productos y servicios financieros para ellos, como una nueva cuenta de ahorros que generaría una tasa de interés más alta que la cuenta de ahorros actual o una tarjeta de crédito diferente con una tasa de interés más baja.

Mediante el uso de cuentas en red, el open banking podría ayudar a los prestamistas a obtener una imagen más precisa de la situación financiera y el nivel de riesgo de un consumidor para ofrecer condiciones de préstamo más rentables.

También podría ayudar a los consumidores a obtener una imagen más precisa de sus propias finanzas antes de endeudarse. Una aplicación de banca abierta para los clientes que desean comprar una casa podría calcular automáticamente lo que los clientes pueden pagar en función de toda la información de sus cuentas, quizás proporcionando una imagen más confiable que la que ofrecen las pautas de préstamos hipotecarios actualmente.

Otra aplicación podría ayudar a los clientes con discapacidad visual a comprender mejor sus finanzas a través de comandos de voz. El open banking también puede ayudar a las pequeñas empresas a ahorrar tiempo a través de la contabilidad en línea y ayudar a las empresas de detección de fraude a monitorear mejor las cuentas de los clientes e identificar problemas antes

Conclusión

Las nuevas tecnologías se encuentran modificando la forma tradicional en la cual los bancos interactúan con terceros (prestadores de servicios) y con los usuarios o consumidores.

La forma de utilización de los datos está cambiando, el open banking es un paso más hacia un modelo financiero descentralizado.

Poco a poco iremos viendo como el nuevo ecosistema tecnológico financiero ira cambiando.

Por: Juan Frers

Con información de ámbito.com, 13 de mayo de 2021

Imagen de Shahid Abdullah en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: