Un hecho a resaltar es que la deuda titularizada de Petróleos
de Venezuela (PDVSA) se eleva a 29.294 millones de dólares,

 la más alta en toda la historia de la corporación

desde su creación, en 1976

 Econométrica

El servicio de la deuda externa venezolana durante los próximos cinco años, incluyendo amortizaciones de capitales e intereses, superará los 8.000 millones de dólares estadounidenses (US$) anuales, según estimaciones de la firma de análisis económico-financieros Econométrica, que reportó este delicado tema en su más reciente informe mensual.

De acuerdo con dicha organización, esta estimación representa una fuerte carga fiscal para la República y un elevado costo social, pues se trata de recursos que no se podrán invertir en desarrollo económico ni en infraestructuras o servicios.
La deuda total titularizada de la república en US$ asciende a 65.914 millones de US$ y ha registrado un incremento de 131% en los últimos cinco años, algo injustificable para los analistas macroeconómicos, si se toman en cuenta los elevados ingresos petroleros que el país ha recibido en los últimos quince años.

En 2007, los pasivos en millones de US$ de la petrolera estatal alcanzaban a 7.500, lo que supone un incremento de 390,5%, justamente en un período cuando los precios internacionales del crudo han mantenido un promedio superior a US$ 85 por barril.

El servicio de la deuda ha ido incrementando su impacto en las cuentas fiscales, indicando que sólo por concepto de intereses, los pagos han subido 200% en 5 años.

Econométrica prevé que, tomando en cuenta el perfil de vencimientos, el país deberá servir pasivos por US$ 8.364 millones en 2013; US$ 9.901 millones en 2014; US$ 8.899 millones en 2015;  US$ 8.716 millones en 2016 y US$ 9.462 en 2017. Un gran total de US$ 90.684 de los cuales, al menos 40% estará representado en intereses.

Hay que reafirmar que de acuerdo con las proyecciones de la empresa –acreditada en análisis económicos– citada en párrafos anteriores, el porcentaje de los ingresos petroleros que deberán ser destinados al pago de deuda titularizada en dólares, que no es el total de la deuda externa de la República, pasará de 10% en los  próximos cinco años fiscales.

Dirección-E: @genaccion