Perspectivas del Comercio Internacional para 2021

No quedan dudas que la rápida propagación del virus en 2020 y las drásticas medidas utilizadas por los gobiernos para reducir el riesgo de contagio han golpeado fuertemente a la economía mundial, que ha experimentado su peor recesión desde la década de 1930.

El comercio internacional se vio afectado en 2020 debido a las medidas de restricción impuestas por varios países para contener la pandemia. Los cierres de aeropuertos y fronteras impidieron que el comercio se recuperara el año pasado, luego de que se aliviaran un poco las tensiones entre Estados Unidos y China.

A tal efecto, la calificadora de riesgo internacional Moody’s Investors Service publicó un documento en el que señala que la caída del comercio internacional en el 2020 alcanzó a un 9,2%.

No obstante, debido a la recuperación de China y Los EEUU, se nota una leve recuperación de las exportaciones de bienes. Mientras que las importaciones no evidencian aún un repunte importante, lo que estaría reflejando la gravedad de la recesión que se experimenta.

En el caso particular de nuestra región según la CEPAL el comercio exterior ha sido duramente golpeado por la pandemia. Y estimó que el año pasado las caídas de valor de las exportaciones y de las importaciones de bienes fue del 13% y 20%, respectivamente.

Por otra parte, el comercio intrarregional será particularmente afectado y se proyecta una caída del 24%, lo que afectaría muy negativamente a las exportaciones regionales de manufactura.

A un nivel más amplio, La calificadora de riesgo internacional Moody’s Investors Service publicó un documento en el que proyecta que el comercio mundial crezca 7,2% en 2021, lo que marcaría una recuperación, aunque no completa, de la caída del 9,2% registrada en 2020.

Otro de los aspectos que Moody’s destaca y que será clave para la recuperación del comercio en 2021 es la revisión de los acuerdos comerciales y de los aranceles que realizará la administración del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Según el FMI, la mejora en el pronóstico de la economía se hace teniendo en cuenta que en la última parte del año pasado el mundo experimentó una suerte de normalización comercial y económica; las medidas de restricciones se flexibilizaron y la economía retornó a parte de las cifras de prepandemia.

Ahora, sobre el comportamiento de 2021, el FMI también tiene una mejor perspectiva: mientras en octubre del año pasado el rebote económico estaba en el 5,2 %, para la más reciente revisión, se espera un crecimiento económico del 5,5 %.

Ese mejoramiento, estaría condicionado a que el mundo pueda superar las nuevas olas de coronavirus que llevan a que economías en Europa y algunos países latinoamericanos tengan que experimentar cierres estrictos de sus economías.

Y en general todo conduce a que, por el bien de la comunidad internacional, se debe incrementar una mayor integración regional como mecanismo de reducir las tensiones comerciales.

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: