¿Por qué WhatsApp es gratis? ¿Cómo consigue ganar dinero?

Usamos WhatsApp cada día. WhatsApp se ha convertido en la aplicación de mensajería más usada de todo el mundo por encima de Facebook Messenger y WeChat.

Alcanzar ese liderazgo les fue fácil porque fue la primera gran aplicación de mensajería disponible para móviles, y a partir de ahí no pararon de ganar usuarios hasta tener miles de millones de usuarios en todo el mundo que lo usan cada día para enviar mensajes de texto, fotografías, vídeos. Pero, ¿por qué WhatsApp es gratis?

No sabemos vivir sin usar WhatsApp así que tendría sentido que la aplicación fuese de pago, ¿no? ¿Pagaríamos un par de euros al año por utilizarla y seguir nuestra vida como hasta ahora o buscaríamos una alternativa gratuita como Telegram? ¿Haríamos del pago de WhatsApp algo natural como hacemos millones de personas cada mes con Netflix? Y, sobre todo, ¿cómo consigue sobrevivir la app si no pagamos nada por ella y son miles de millones de usuarios los que la usan? ¿Siempre ha sido gratis? Respondemos a algunas de las principales preguntas que nos hacemos sobre ello.

WhatsApp por 89 céntimos al año

En sus inicios, WhatsApp era gratis durante el primer año, teniendo que pagar 89 céntimos por un año de suscripción (0,99 centavos), 2,67 dólares por tres años, o 3,71 dólares por 5 años. Sin embargo, casi nadie los pagaba, ya que el periodo gratis se renovaba unas semanas o días antes de que se cumpliese la fecha, y se extendía durante uno o incluso más años.

Sin embargo, hubo un tiempo en torno a 2014 y 2015 que WhatsApp sí se puso seria con el cobro del dinero, donde la aplicación probablemente no tenía suficiente con los pocos inocentes que decidían pagarla antes de la renovación gratuita. Por ello, durante ese tiempo sí que estuvieron desactivando cuentas hasta que pagaras, a pesar de que en el pasado se esperaban a los últimos días para que pagaras, y cuando veían que no lo hacías, te renovaban.

Todo cambió para WhatsApp en enero de 2016, cuando la aplicación decidió eliminar el pago de 0,89 céntimos anuales, que por poco que fuera, había mucha gente que no tenía intención de pagarlo o incluso los medios para ello, ya que hay jóvenes que no tienen ni PayPal ni tarjeta de crédito o débito.

Llegada de Telegram y vuelta a lo gratis

Sin embargo, el motivo de eliminar este cobro fue otro que no dijeron y que fue mucho más claro: la llegada de Telegram.

La aplicación de Pavel Durov empezó a ganar popularidad como la espuma a principios de 2014 por la gran cantidad de mejoras que ofrecía con respecto a WhatsApp, como el cifrado en los mensajes de WhatsApp o la posibilidad de usarlo en el PC de manera independiente en el móvil. Y lo mejor de todo: que era totalmente gratis.

Si llega una aplicación similar (o incluso mejor porque son muchas las funciones que incorpora y muchas las mejoras de seguridad frente a WhatsApp) gratuita, el reinado de la app verde de mensajería peligraba. Es por ello que se plantearon qué debían hacer para que la migración no fuese masiva.

Compra de Facebook y vuelta a lo gratis

Además, Facebook ya había comprado WhatsApp en 2014 por 19.000 millones de dólares, por lo que WhatsApp tenía ya un respaldo económico más que suficiente que permitía a Facebook incurrir incluso en pérdidas al principio en la app a cambio de dominar la aplicación de mensajería más importante del mundo.

Ante la posibilidad de que WhatsApp empezase a perder la hegemonía que tenía hasta entonces, la compañía decidió hacerla gratis. Lo anunciaba en un post del blog de WhatsApp en enero de 2016:

“Ahora que nuestra compañía ha crecido, nos hemos dado cuenta que el modelo por subscripción no funciona bien. Muchos de nuestros usuarios no cuentan con una tarjeta de débito o crédito, y ellos se preocupaban al pensar que perderían contacto con sus amigos y familiares después del primer año gratis. En las próximas semanas estaremos eliminando los cargos en las diferentes versiones de nuestra aplicación, y WhatsApp no te volverá a cobrar por nuestro servicio”, añadían.

Monetizar WhatsApp: Presente y futuro

Hay varias formas de monetizar WhatsApp sin cobrar a los usuarios. La principal, como anunciaban a través de esta publicación de 2016, es el uso de WhatsApp Business. Pero no es la única opción si la app quiere ir más allá. Como vemos, el hecho de ser la aplicación más usada del mundo no quiere decir que sea fácil ganar dinero. Pero hay opciones.

WhatsApp Business

Han pasado años, y la única vía de monetización sigue siendo la misma: WhatsApp Business. Por el momento es la única opción, aunque en el futuro (como veremos en próximos párrafos) hay muchas otras opciones disponibles. Business es la aplicación por la que las empresas han de pagar a WhatsApp a cambio de poder comunicarse con los clientes y ofrecerles un servicio técnico más directo y con todo tipo de funciones como contestador, listas de atención, respuestas automáticas. Un sistema en el que todos ganan: WhatsApp, las empresas y los usuarios.

Lo anunciaban así en el mencionado post de 2016: “Naturalmente, se preguntarán cómo seguiremos funcionando sin un modelo por suscripción, y si nuestro anuncio significa que ahora habrá publicidad de terceros. La respuesta es no. Empezando este año, realizaremos pruebas con herramientas que te permitirán comunicarte con negocios y organizaciones que tú elijas”. Una idea que ya tiene forma y funciona de forma eficaz para empresas y negocios: WhatsApp Business.

Anuncios

La compañía negó en esa misma entrada que fueran a incluir anuncios para suplir la ausencia de suscripciones, aunque en mayo de 2019 se desdijeron y anunciaron que iban a incluir anuncios en los Estados de una manera similar a lo que hace Instagram en la actualidad en las historias de la aplicación de fotografía…

En el mencionado post podíamos leer que decían no a los anuncios, como puedes ver en el párrafo anterior. Aunque veremos durante cuánto tiempo y cuándo empezarán a ser parte normal del uso de WhatsApp o si se mantienen en su idea.

WhatsApp Pay

WhatsApp también tiene otras vías de monetización que podría explotar, como lanzar el sistema de WhatsApp Pay en más países donde cobrar una comisión en cada transacción. Similar al uso de Bizum en España, pero con la posibilidad de enviar dinero de la misma manera que enviamos fotografías, vídeos o mensajes.

whatsApp Pay España

Packs de stickers de pago

Otra de las posibles formas de monetización sería la introducción de packs de stickers de pago como tiene Line. Aunque habría quien los piratearía, seguro que muchos usuarios pagarían por tenerlos directamente en la App sin necesidad de descargar aplicaciones de terceros o arriesgarnos a que los packs no sean fiables. GIFS, paquetes de stickers y emojis animados que nos permitan multiplicar las opciones de comunicarnos y que permitiesen que WhatsApp ganase dinero.

whatsApp stickers vacunas

Conclusión

En definitiva, y por responder a la pregunta que titula el artículo, WhatsApp es gratis porque necesita ser gratis para su propia existencia actualmente. Si tuvieran el monopolio similar al que tenían entre 2009 y 2014, es probable que pudiesen apostar por un modelo de pago. Por suerte, hoy en día tenemos alternativas con las mismas opciones y que han conseguido dejar de ser minoritarias para los usuarios. Es fácil usar aplicaciones de mensajería idénticas e incluso con más funciones. Podemos usar Telegram, están disponibles las opciones de Messenger de Facebook o muchos usuarios jóvenes incluso utilizan como chat Instagram Direct en la actualidad. Además de apps especializadas como Signal y otras muchas disponibles gratis.

WhatsApp y Telegram en un móvil

Es por ello que han ido introduciendo novedades constantemente desde que la app es gratis, como el cifrado, los stickers, los GIFs, el tema oscuro, el modo web, las llamadas, etc. Prácticamente todas copiadas de sus competidores, a los que tenemos que “agradecer” que llegasen para mejorar WhatsApp.

Google Noticias, Publicado el 06 de noviembre, 2021

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: