Presagio es un término que procede del latín praesagium. Se trata de la señal que anuncia y previene un suceso. El concepto puede utilizarse para nombrar a la adivinación de las cosas futuras por medio de intuiciones o sensaciones que se han advertido. Existen algunos adivinos que han alcanzado renombre mundial, por sus predicciones, que bien por su alta intuición, o por coincidencias han advertido lo que va a suceder en la existencia venidera, y ahí la fe que alguien puede concederle a alguien, porque como se dice en criollo, la pegó.

Pero quien les escribe, no va a intentar ser adivino o hablador de pend…Voy a ofrecerles algunas realidades que, inclusive estamos viviendo y que alcanzarán mayor magnitud, dentro del cuadro venezolano. En primer escenario, como debe ser obvio, señalaré los problemas y en segundo lugar las posibles o lógicas soluciones a aquellos problemas, entre muchos. Pues los venezolanos estamos viviendo una situación muy particular que merece una especial atención reiterativa, para combatir la posible pereza viciosa venezolana y encarrilar al país por el sendero que se merece.

1.-La hambruna que recibiremos los venezolanos en 2017, es un hecho real. Con ello los niveles de desnutrición harán la comparsa a tan indeseado flagelo, donde todos padecerán, ricos en dinero y pobres indefensos en todo sentido, porque la oferta de alimentos continuará siendo restringida, como el desgobierno ha venido practicándola, para someter a todos los venezolanos y convertirlos en borreguitos que solo han aprendido a hacer colas para arriba y colas para abajo, que esperan como dice Juán Luis Guerra que “ojalá que llueva café en el campo”. Este grave problema de hambruna, no africana sino venezolana, podría solucionarse si el pueblo construye confianza, llevando a la administración pública varones y mujeres honestas, con gran capacidad en el manejo de medios públicos, como el crédito agrícola, la zonificación agrícola, creación de pequeños centros de mecanización agrícola, promoción de expendios de insumos agrícolas (fertilizantes y semillas) que incentiven la producción de materias primas básicas, como el maíz, arroz, caraota, sorgo, ajonjolí, girasol, caña de azúcar, café, frutas, carnes de vacuno, de cerdo, de pollo, de ovinos y caprinos y leche, entre una gran variedad de productos alimenticios. Con ello la conexión hacia la agroindustria que garantice con excelentes políticas el arribo final de bienes de consumo hacia la población. Este grave problema no será resuelto del todo en 2017, por el contrario se agravará, por la indiferencia gubernamental. Se requiere de aproximadamente 15 millones de kilos de alimentos diarios.

2.-Incrento del índice de morbilidad y mortalidad. No solo como consecuencia de la hambruna que se desatará en el país, sino que la desatención del gobierno y la desaparición de programas para la prevención de epidemias, harán que la mortalidad crezca, especialmente en niños, que son los mas indefensos y vulnerables. La carencia de agua potable será uno de los causantes de grandes diarreas y deshidratación en los infantes. Pues el consumo de aguas contaminadas causará el incremento de muertes, principalmente en niños. La carencia de medicamentos oportunamente. Todo esto se podría corregir con la construcción de acueductos para darle agua sana, limpia, pura al pueblo. El suministro de medicinas en todos los centros hospitalarios sería muy necesario para evitar muertes por desatención. De ahí, personal médicos y paramédicos competentes y desprendidos del fanatismo politiquero para atender este grave problema nacional, con el apoyo, obvio, de los gobernadores, alcaldes y políticos capaces y honestos.

3.-Crecimiento de la delincuencia desbordada. La ausencia de fuentes de empleos, la situación de hambruna en el país, la indiferencia de los organismos de seguridad, permitirá el crecimiento de los índices delictivos. La solución sería la generación de inversión pública y privada en un ambiente de “confianza”, saneamiento de los organismos de seguridad, cuya purga involucre pagarle al funcionario de seguridad un salario suficiente, además de dotarlo de medios de trabajo. Obvio que todo funcionario debe ser un licenciado en seguridad donde la instrucción en sicología permita actuación acorde con los requerimientos de la situación o naturaleza del delito que se comete.

4.-Fuga de talentos y recursos humanos jóvenes hacia otros países, en la búsqueda de mejores oportunidades de vida. En 2017, como viene sucediendo, los jóvenes, principalmente, se seguirán yendo del país. El joven ve con mucha complejidad la oportunidad de casarse y tener una familia, adquirir una casa, un vehículo y ser emprendedor para alcanzar una vida cómoda en Venezuela. Son ya, millones de venezolanos en el extranjero y esa migración continuará hacia Colombia, Chile, Ecuador, Argentina, Miami, España y otros países que han sido receptores de profesionales del país. La solución sería crear confianza, inversión, confianza política, seguridad judicial, contraloría, democracia y libertad. ¿Nada mas? que este desgobierno no creará en 2017.

5.-Crecimiento de disturbios sociales. La desigualdad política, la imposición de malos servicios como el agua, la electricidad, la seguridad, el desastre financiero (bancos) y la profundización de la escasez alimentaria harán crecer la conflagración social en todo el país. Aquí el Estado Mayor Conjunto sería una de las vías para ordenar las cosas. Adelantar las elecciones presidenciales es la vía mas expedita para evitar que este país se siga derrumbando.

Muchos civiles tenemos que salir a ofrecer nuestro servicio en posiciones claves como presidente de la república, gobernadores, alcaldes, congresantes y concejales que deben ser hombres y mujeres capaces y honestos para brindarle al elector la oportunidad de saber votar, de votar con seguridad de bien en el tiempo corto por venir. Venezolanos ¡miremos hacia adelante!

 

Pedro Ramirez C