Queridos amigos Montessorianos:Invitación a la Promoción 1988

¡Qué honor, quién diría que después de 20 años, nos iríamos a volver encontrar!

Así, comenzó todo, de una manera tan extraña y fugaz. Pero muchos se preguntan: ¿de dónde vino el nombre Maria Montessori?

Bueno, eso nació en el pueblo de Chiaravalle, en la provincia de Ancona, (Italia), en 1870. Es allí donde nace María Montessori, la primera mujer de su país que se gradúa en Medicina, en el año 1896, en la Universidad de Roma. Pero, ¿y el Instituto María Montessori de Valencia en sí?…..Bueno esta institución comienza sus actividades de educación privada, bajo la dirección de su fundadora, Sra. Luisa C. de Regalado en 1955, y en 1965, sale la primera promoción, con mucha dicha y alegría.

Pero, alegría fue para nosotros, en 1970, cuando la Institución es adquirida, mediante compra, por el Profesor Pedro José Mujica Sevilla, quién fue su Director hasta el mes de abril de 2001, cuando fallece. Ahora me pregunto: ¿quién no recuerda al Profesor Mujica? Todos nosotros, cada uno de los Montessorianos, lo llevamos dentro. ¿Quién fue? Muy simple, fue un ejemplo a seguir, una profesor/padre que sólo velaba por sus hijos; y es más: ¿quién no se escapó de él?… ¡todos! Pero, siempre hay un pero y este era, que cada vez que aparecía, lo hacía de manera muy sigilosa, ¿cómo hacía? No sé, pero siempre se enteraba de todas las travesuras que se hacían y, lo peor para muchos, quiénes las hacían.

Me pregunto: ¿qué queda de nuestra Institución? Queda un poquito en cada uno de nosotros; no podemos negar que, hasta los momentos, la misión y la visión de la Institución, así como su concepto, ha quedado intachable, ya que siempre se planteó como principal objetivo, la formación de alumnos exitosos, orientados a una futura vida armoniosa, en función de los tiempos actuales, y de las exigencias de la sociedad. Ejemplo digno, amigos, somos todos nosotros, hombres y mujeres que hoy en día, tienen una historia que contar y una que recordar.

Y aquí comenzamos recordando….Jorge Trak, un estudiante de Ciencias B, egresado en la Promoción del año 1988, compañero de clases, idea una forma para reencontrarnos todos, y ¿cómo lo hizo? A través de una herramienta social, que conecta personas con sus amigos y con otras personas que trabajan, estudian y viven cerca de ellos.

Es un sitio Web de redes sociales. Fue creado originalmente para estudiantes de la Universidad de Harvard, pero ha sido abierto a cualquier persona… y su nombre es: Facebook. ¿Y cómo llegamos todos a donde estamos? Ni yo misma lo sé; cada uno de nosotros tendrá una experiencia más que contar. La mía, bueno la mía, comienza un día abriendo mi correo y consiguiendo que tengo una solicitud de amistad de Facebook, de una buena compañera y amiga, que tenía años sin saber de ella, la cual se encuentra en los Estados Unidos. Cual no sería mi asombro que, al meterme, empiezo a recibir solicitudes y a intercambiar con muchos de ellos, aquí en Venezuela y en el exterior. Pero todo no queda ahí: al ver la receptividad, se idea un reencuentro de la Promoción del año 1988, sección B, y se realiza una primera reunión, en donde la asistencia es buena. Allí se plantea una fiesta para el reencuentro. A la segunda reunión, donde se iban a recibir las otras ideas, de los lugares dónde podría realizarse, la asistencia no es tan masiva. A raíz de ello llegan a un acuerdo y tratan de conseguir a los de las demás secciones que se graduaron con nosotros; pero existe un pequeño problema. Cómo, bueno, con Facebook y un bello Anuario en donde salimos todos, se comienza. Cual no sería la sorpresa que, a la tercera reunión, se acercan más personas de las que se esperaban y nos empezamos a unir. Unión, palabra inmensa, pero a mi manera de ver, ¡perfecta!, una unión extraña pero hermosa, extraña porque, quizás, estudiamos juntos y no nos conocíamos; hermosa porque, después de 20 largos años, nos volvemos a encontrar.

La última reunión definió que ya teníamos fecha, hora, lugar y aquí va: Fecha, el 12 de junio, hora, 7:30 p.m.; lugar, Country Club de Valencia, aporte y número de cuenta, ya está listo, estamos en el agua, a nadar se ha dicho.

Ahora sólo falta estar juntos todos, ¿y qué es lo que más deseamos? Que muchos más se acerquen, porque sabemos que existen más Montessorianos, más de los hijos de Mujica. Viven siempre las palabras de él dentro de nosotros y por ello, nos convertimos cada uno en quienes somos hoy, profesionales, padres, gente de bien. Sus palabras, un ejemplo a seguir; él, un gran profesor, un gran amigo, un gran padre.

Decía Nuestro Director y Guía:

“Tenemos que identificarnos con la VISIÓN del Colegio, sentida como nuestra meta espiritual, profesional y de calidad a la que debemos llegar, como debe ser, como punto fundamental de nuestros anhelos. Debemos los docentes del Montessori sentirnos comprometidos con el Sol establecido al cual tenemos que tocar. Ello, requiere que la MISIÓN que hemos pensado, estudiado, elaborado, sentida y aceptada sea la forja que nos caliente y nos dilate al máximo”.

”El compromiso que nos hemos fijado para obtener los logros más eficaces prometidos para alcanzar una alta productividad, centrada en valores nacidos del corazón, cultivando el aula como un laboratorio en donde el docente, con la pasión del investigador, estimule cada pensamiento soñador en el camino de una realidad tangible”.

Amigo Montessoriano. Únete a nosotros, únete a una bella causa, a esta realidad que, a pesar de lo que vivimos hoy en día, debemos seguir con nuestros ideales y nuestro compromiso: La unión….

Compañero Montessoriano: Te esperamos.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: