Realice su compra por Internet de forma segura

Adquirir alimentos en la Red es muy fácil, y no se debe temer por la selección de productos ni la seguridad de los datos personales en supermercados de trayectoria reconocida

Hacer la compra por Internet es muy sencillo: en solo unos minutos el consumidor puede registrarse en el sitio web del súper, escoger la hora de entrega, seleccionar los productos y pagar todo lo adquirido. Además, resulta muy cómodo pues es posible hacerla desde cualquier lugar, a cualquier hora… ¡y sin cargar con el peso de las bolsas! El único temor para algunos usuarios es el miedo a realizarla online. ¡Y no hay por qué tenerlo! Los productos llegarán en buen estado, en el horario elegido y la compra será segura y cómoda, si se opta por supermercados con una trayectoria reconocida, que serán cuidadosos con los datos personales.

¿En qué fijarse? Consejos básicos

El gasto medio en alimentación por persona en España ascendió en 2021 a 1.610,30 euros, según datos del Informe de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura. La adquisición de alimentos por Internet se extiende imparable, y son las mujeres las que más hacen la compra en la Red (un 60 % frente al 40 % de los hombres), según el Barómetro de consumo de AINIA. El mismo informe destaca que es la generación millennial la que realiza más compras de alimentos online.

Jóvenes o mayores, hombres o mujeres, a la hora de entrar a hacer la compra online, deben tener en cuenta algunas premisas básicas:

✅ Tener un antivirus instalado en el dispositivo

Es importante que el ordenador esté preparado con un antivirus, con el fin de descartar que puedan atacar tu equipo y recopilar información personal y datos bancarios.

Utilizar páginas seguras

Las webs de los supermercados o plataformas de comercio online son seguras, pero siempre, siempre, siempre hay que fijarse en que en la dirección aparezca https y un candado cerrado.

Asegurarse de que la tienda es fiable

Tanto a la hora de hacer la compra, como al adquirir cualquier otro artículo, debes asegurarte de que la tienda donde compras es fiable. Trata de averiguar lo más posible sobre ella.

Precauciones antes y durante la compra

¿Cómo se puede hacer la compra online? Es muy sencillo y seguro. Para hacerlo sin temor a equivocarte basta seguir estos cinco pasos:

1. Regístrate en supermercados reconocidos

Para hacer la compra por Internet primero hay que registrarse en la web del supermercado que se escoja, es decir, crear una cuenta de usuario. Para ello, es imprescindible dar los datos personales, dirección, teléfono y correo electrónico.

Tener que facilitar este tipo de datos es uno de los aspectos que frena a muchas personas a hacer la compra en supermercados online. ¡Pero no hay que tener miedo! Lo que sí hay que asegurarse es de realizarla en empresas o marcas reconocidas con las que esa información estará segura y no habrá problemas.

2. Elige el horario y modo de entrega de la compra online

Además de la comodidad, la disponibilidad del súper online es una de sus cualidades más valoradas. Están abiertos 24 horas los 365 días del año. Sin embargo, no sucede lo mismo para la entrega de los pedidos, que tienen distintas franjas de reparto a lo largo del día.

En casi todos los sitios web dan la opción de escoger en qué día y franja horaria se quiere tener en casa lo adquirido. También cabe la posibilidad de hacer un pedido por Internet y recogerlo en una tienda física, lo que se debe señalar si es la opción favorita.

3. Haz la compra por Internet

La acción de escoger los productos no se diferencia mucho si se realiza por la Red de si se va al súper en persona. Los productos están divididos por categorías para facilitar la compra —como los pasillos de un súper— y cuando se encuentra lo que se quiere, basta con añadirlo a la cesta de la compra. A veces puede pasar que no se halle un artículo o que no se sepa en qué categoría exacta está; en estos casos, es posible poner en el buscador el nombre del artículo en cuestión y este dará con él.

Consejos para ahorrar al hacer la compra

No controlar el proceso de selección de productos puede preocupar a quienes hacen la compra online. Además de temer por la elección de los productos frescos, muchos recelan que, en el caso de los congelados, quepa la posibilidad de que se rompa la cadena de frío. La solución, de nuevo, consiste en apostar por marcas y supermercados conocidos, de los que se sabe su buen hacer y que no arriesgarán su nombre y trayectoria dando un mal servicio.

4. Revisa la cesta y verifica la dirección de entrega de la compra

Nunca hay que dar por terminada la compra sin revisar la cesta pues, aunque te hayas guiado por una lista, puede ocurrir que te hayas saltado algún producto, no hayas hecho clic en el mismo… ¡o haberlo añadido a la cesta dos o tres veces por confusión!

Mira cómo hacer la lista de la compra semanal

Además, se debe indicar la dirección en que se desea que hagan la entrega. Si ya se es cliente, se habrá rellenado en otra ocasión y no se tendrá que hacer de nuevo. Si se tiene más de una dirección, como una casa de vacaciones, habría que poner las dos y escoger en cada caso la que corresponda.

5. Confirma y paga la compra online

Tras comprobar la cesta y verificar la dirección de envío y de facturación, se deben leer y aceptar las condiciones generales de venta y confirmar el pedido.

Después de esto, se abrirá una pasarela segura de pago (a veces, incluso, debes confirmar en tu entidad que autorizas la compra. Todo ello otorga más seguridad).

Ya se puede abonar la compra escogiendo la opción de pago, que por lo general se realiza con tarjeta. Aunque esta es la forma habitual, a veces se permite pagar contra reembolso cuando se lleve o se recoja el pedido.

Opciones más seguras de pago

Para pagar con total tranquilidad puedes utilizar diversos tipos de tarjeta, además de la tradicional tarjeta de débito:

Tarjetas virtuales

Son un método de pago igual a la tarjeta de débito tradicional, pero en formato digital. Las tarjetas virtuales se almacenan en el móvil, tienen número de tarjeta, fecha de caducidad y código de seguridad. Están encriptadas, por lo que son seguras, y resultan muy fáciles de usar.

✅ Tarjetas desechables

Son lo mejor para comprar online, pues con estas tarjetas virtuales solo se pueden utilizar una vez. Tras cada uso, se genera una nueva tarjeta con un número y datos distintos, por lo que la seguridad es máxima.

Si existe una brecha de seguridad en la web, daría igual que los ciberdelincuentes obtengan tus datos bancarios, pues esa tarjeta que introdujiste en la compra dejó de funcionar.

Con información de Blanca Álvarez Barco 22 de febrero de 2023 para consumer.es

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas