Sacrificar clientes para conseguir seguidores enamorados

¿Usted cree que McDonald’s se dirige a los adolescentes? Pues no, las familias con niños son su público objetivo. Nike se ocupa de los atletas y Facebook nació para los estudiantes.

Los grandes logros que han conseguido las marcas se han dado cuando se han concentrado en un público objetivo muy concreto.

El grupo objetivo principal que tu elijas y cómo lo trates va a funcionar como un imán para tu marca.

Nike se dirige a profesionales del deporte, sobretodo atletas. Si Nike trabaja exclusivamente para servir a atletas profesionales y yo soy un corredor ocasional, cómo no va a funcionar para mí.
Las empresas tienden a querer trabajar para todos, a no acotar el mercado por miedo a enemistarse o a cerrarse a posibles oportunidades. Suponen que los ingresos están en apelar a la masa. Sin embargo nadie se identifica con la masa como grupo, todos sentimos que somos diferentes y hablamos de la masa como algo externo a nosotros.

El secreto está en buscar un hueco con el que identificarnos que sirva como imán para atraer a todo el conjunto social. Y si no es así, al menos estaremos trabajando con un grupo que está verdaderamente enamorado de nuestra marca.

En anteriores artículos hemos hablado del culto a la marca o de cómo la gente se anexiona a una marca en los que tratamos este tema en profundidad, aunque el objetivo de este post es provocar una reflexión en torno a la elección de un pequeño nicho de público para hacer una marca más fuerte.

Dale fuerza a tu marca!

A %d blogueros les gusta esto: