El desastre causado por el socialismo, del siglo XXI, es de tal magnitud, que le imposibilita a  este gobierno mantenerse en el poder por mucho más tiempo –la situación económica y política resulta definitivamente insostenible–

 Lo ideal, y a lo que deben apostar quienes se oponen a este gobierno, es a una salida constitucional, electoral y pacífica que pudiera ser un revocatorio o una asamblea nacional constituyente, rogando que no se produzca antes, un estallido social o un golpe de estado que los despoje del poder, en medio de una situación caótica, de consecuencias impredecibles, como lo demuestra “la primavera árabe”, que pudiera ascender al poder a un aventurero cualquiera. Lo que justificaría; a los ojos de  muchos chavistas, de buena o mala fe; una reacción violenta que pudiera prolongarse por muchos años.

Una salida violenta significaría fatalmente, pérdidas de vidas humanas, daños al ya bien dañado, aparato productivo y la creación de un clima político interno, que alejaría las inversiones que el país necesita y dificultaría el rescate de la institucionalidad democrática, necesaria para un debate democrático de ideas. Y por otra parte le permitiría a los desalojados del poder, el aparecer como víctimas de un complot  y como mártires de la causa del socialismo, mientras se pasean y dan ruedas de prensa por el mundo, disfrutando de sus fortunas mal habidas. En ese sentido, lo ideal es lograr que se marchen simplemente, electoralmente derrotados.  

Por otra parte, si el gobierno pretende mantenerse en el poder indefinidamente, podrían atreverse a intentar un auto golpe, apoyados por algunos militares corruptos, que  intente desaparecer la Asamblea Nacional e instale un parapeto de “congreso popular”, sin necesidad de unas elecciones universales y secretas,; y por supuesto, suspender cualquier proceso electoral universal, directo y secreto, durante los próximos años, incluyendo elecciones de gobernadores, asamblea nacional constituyente y revocatorio presidencial; alegando que en medio de la terrible crisis que ellos mismo generaron, con el socialismo; no se puede estar perdiendo el tiempo en elecciones de ningún tipo; como muy cínicamente propuso un vocero del oficialismo, sin que nadie saliera en el gobierno a negar esa posibilidad, porque hay algo que tienen sumamente claro y es que cualquier nueva elección universal y secreta, en el momento que la hagan, la perderán de forma  abrumadora. El país saldría a cobrarles la esperanza puestas en un modelo económico que termino destruyendo el aparato productivo, produciendo una generalizada y dramática escasez de todo tipo de bienes y servicio.

Lo seguro de todo esto, es que lo venezolanos prefieren una salida pacífica y democrática de la elite política gobernante, aunque tome más tiempo. Y, por otra parte, que cualquier intento golpista de parte de la elite, de mantenerse en el poder, produciría una reacción de todos los sectores de la vida nacional, incluido la mayoría fuerzas armadas, que los sacaría del poder, entonces si, por las malas.

Así, que si, se van, por las buenas o por las malas…. Raúl Zapata C.: 3669126 raulzapataa@hotmail.com tlf: 0414-815.1929 Contador público egresado de loa UDO, posgrado en Estudios Avanzados en gobernabilidad y Gerencia Pública egresado de la UCAB y Diplomado en Mercadeo  egresado de la U. Metropolitana

.