Sea una Persona Ejemplo

En toda sociedad hay “puntos de referencia humanos,”
personas cuyo comportamiento se convierte en modelo
para todas las demás, ejemplos notables
que otros admiran y emulan.
Son lo que llamamos “personas ejemplo”.

Dan Sullivan

Definir una Persona Ejemplo es un tanto complicado, sobre todo por la extensión de la definición. Creo que se requieren muchas palabras para poder lograrlo. Sin embargo, una persona se convierte en ejemplo no por una definición, más bien por otras cosas más. Veamos si podemos aclarar este concepto en los siguientes párrafos. Pregunto antes de continuar: ¿Te gustaría ser una persona de ejemplo? ¿Eres una persona de ejemplo?

En el mundo, en Venezuela, en nuestra ciudad, existen muchas personas con esa calificación. Quizás no tantas como queramos, pero creo que ese reto te corresponde a ti. Persona Ejemplo es aquella que se comporta bajo un esquema lineal de conductas que lo distinguen del promedio. Atraen y generan un perfil ideal de alcanzar.

Dan Sullivan, es un experto consultor que se ha encargado de investigar que convierte a una persona ejemplo. Dan hace una pregunta fuerte: “ ¿cómo distinguirse como persona ejemplo en un mundo donde mucha gente no tiene conciencia y son “poco especiales”? La respuesta es que hay que esforzarse conscientemente por liberarse de muchos temores, preocupaciones y ansiedades, que coartan la imaginación y las ambiciones de la gran mayoría de las personas, y actuar más allá del mundo del convencionalismo, en un entorno de conciencia, creatividad y logro en expansión. Pero para lograrlo, se requiere un modelo de conducta para determinar cómo debe ser su forma de pensar y su comportamiento.

Dan, ha identificado las siguientes características de una persona ejemplo para que le sirvan de guía:

• Vive según sus más altas normas.
Las personas ejemplo, se liberan mediante el establecimiento de normas personales de pensamiento y conducta más exigentes y rigurosas que las de la sociedad convencional. Las eligen, establecen y aplican a conciencia.

• Mantienen su dignidad y distinción, cuando se encuentran bajo presión.
Hay tres aspectos de esta característica. El primero, es la imperturbabilidad ante el caos. Debido a que está habituado a ser su propio guía al vivir de acuerdo con sus más altas normas, puede también ser el guía de los demás. El segundo aspecto, es la calma que se adquiere gracias al valor. Su calma da a los demás la esperanza de que todo saldrá bien. El tercer aspecto, es una cualidad de certeza. El mayor ejemplo de esta característica en una persona ejemplo en el siglo XX fue Winston Churchill, quien, durante la Segunda Guerra Mundial, prácticamente por sí solo, salvó de la derrota a manos de los nazis de Alemania a la civilización occidental, gracias a su capacidad de mantener la calma y brindar un liderazgo confiado y valiente centrado en la actitud resuelta y decidida tanto de los británicos como de los norteamericanos.

• Determina y mejora el comportamiento de los demás.
Debido a que una persona ejemplo es una buena guía, a quienes la rodean comenzarán a pensar y a actuar a un nivel que los sorprende tanto a ellos como a los demás.

• Actúa desde una perspectiva más amplia e incluyente.
Debido a que la persona ejemplo no pierde de vista su propia naturaleza humana, tiene una comprensión y una compasión más profundas por la condición humana de los demás. Se siente inextricablemente ligada a los demás, es compasiva ante el fracaso humano y se comporta con cortesía en situaciones de conflicto.

• Eleva la calidad de toda experiencia.
La persona ejemplo tiene la capacidad de trasformar situaciones aparentemente insignificantes en momentos agradables, significativos y memorables, gracias a su forma consciente de pensar y actuar. Es creadora, más bien que simple consumidora y enriquece constantemente la vida de los demás al dar a cada experiencia mayor belleza, significado, exclusividad y estímulo.

• Contrarresta la crueldad, la superficialidad y la vulgaridad.
Los distintivos de esta característica son la cortesía, el respeto, el aprecio, el agradecimiento y la generosidad de espíritu.

• Acepta la responsabilidad de sus actos y sus resultados.
Estas personas saben dar la cara cuando las demás se ocultan; dicen la verdad sobre sus fracasos y transforman sus derrotas en progresos.

• Fortalece la integridad de toda situación.
Las personas ejemplo, siempre establecen y alcanzan grandes metas que les exigen mejorar y desarrollarse constantemente, a la vez que incrementan su aporte de valor para todo el mundo.

• Amplía el significado de ser humano.
Tratan a todos, inclusive a sí mismos, como si fueran únicos y, como resultado, siempre encuentran formas nuevas de mejorar tanto sus vidas como las de los demás. Al exigirse, exigen a los demás dándoles nuevas libertades de expresar su carácter único en el mundo.

• Aumenta la confianza y las capacidades de los demás.
Las personas ejemplo son generadoras, no consumidoras, de energía. Crean un ambiente de confianza a su alrededor al elegir de manera consciente las ideas y los ideales por lo que se rigen y al crear estructuras que respaldan el logro de sus aspiraciones y capacidades. Estas nuevas estructuras también son apoyo para que los demás logren expresarse plenamente gracias a que crean entornos que fomentan una mayor creatividad, cooperación, progreso y desarrollo.
Espero que estos consejos de Dan, aumenten la esfera de tu mundo interior, sobre lo que todos necesitamos para convertirnos en ciudadanos ejemplos, gente que demanda el Mundo.

Dirección-E: jcarames@cantv.net