Según Giordani «Examinamos las importaciones necesarias para que la economía crezca»

La política cambiaria que llevó al Gobierno a implementar un tipo de cambio dual, en enero del año 2010, generó algunos inconvenientes en el diseño del mecanismo, según se desprende de las declaraciones dadas por algunos funcionarios del gabinete económico.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, afirma que al decretarse la «unificación cambiaria», se impide la ejecución de algunas irregularidades propias de la implementación de un mercado con múltiples tasas de cambio.

«Con esta decisión se elimina la discrecionalidad del propio funcionario público y se cierran las puertas a la corrupción (…) ¡Eso se acabó!», dijo durante un encuentro entre los ministros que integran la Vicepresidencia de Economía Productiva, en la cual se discutieron distintos detalles financieros que se aplicarán próximamente en el país.

«Siempre que hay un diferencial cambiario, se abre una puerta para las migraciones», indicó Giordani sin ahondar en mayores detalles. «Este es un gobierno que no sabe mentir y es transparente en sus funciones», aclaró.

La mayoría de las importaciones que se realizaban a 2,60 bolívares fuertes por dólar fueron autorizadas para la adquisición de productos considerados de primera necesidad como alimentos, medicinas y materia prima.

El grueso de estas compras externas las ejecutó el propio Gobierno.

Según se desprende de las palabras del titular de Finanzas, algunos de los rubros a los cuales se les debía aplicar la tasa oficial de 4,30 bolívares fuertes por dólar, pudieron haber recibido divisas preferenciales al cambio de 2,60 bolívares fuertes.

Reiteró que el ajuste cambiario tendrá una incidencia muy baja en los precios durante 2011, y recordó que con la devaluación de enero de 2010 «el impacto inflacionario de enero fue de 1,8%».

Recalcó que la responsabilidad de la especulación durante el pasado año fue de quienes manejaban las casas de bolsa, a raíz de su intervención en las operaciones de compra y venta de bonos denominados en divisas.

Importaciones necesarias

El ministro Jorge Giordani indicó igualmente que el Gobierno toma medidas con el fin de adecuar el nivel de importaciones al tamaño de la economía venezolana. «Estamos examinando las importaciones necesarias para que esta economía que empezó a crecer en el cuarto trimestre de 2010, siga creciendo como lo vimos después del sabotaje petrolero con 22 trimestres seguidos», afirmó.

Añadió que es desproporcionado que «una economía netamente importadora, como la venezolana, en 2008 tenía solicitudes a Cadivi por 94.787 millones de dólares. Cifra que es tres veces el monto de las reservas internacionales. En este año las solicitudes están más adecuadas al tamaño y las necesidades de importación», dijo.

Informó que al cierre de 2010 la Comisión de Administración de Divisas liquidó 24.952 millones de dólares, una cifra cercana a las importaciones del año 2006.

Para 2011 el ministro aseguró que por encontrarse el país en un proceso de recuperación económica «seguramente las importaciones van a crecer de acuerdo con el tamaño de la economía. Podemos visualizar que la economía va a crecer, la inflación seguirá bajando, y que el Estado actuará como debe en la fiscalización y control de las importaciones».

Sin efecto

Entre los argumentos que ofrecieron las autoridades financieras y monetarias durante el anuncio de la devaluación en enero de 2010, cuando se decretó el tipo de cambio dual de 2,60 y 4,30 bolívares fuertes por dólar, señalaron que la medida contribuiría a estimular las exportaciones venezolanas. Sin embargo, este propósito ha sido imposible de cumplir.

De acuerdo con cifras suministradas por el Banco Central de Venezuela (BCV), las exportaciones no petroleras realizadas por el sector privado continúan registrando cifras muy bajas con respecto al total de las exportaciones del país.

La data revela que en el año 2000, las exportaciones no tradicionales finalizaron en 4.170 millones de dólares, mientras que al cierre del tercer trimestre de 2010 se ubicaron en 1.327 millones de dólares. En el año 2009, por ejemplo, el monto de este rubro fue de 1.805 millones de dólares, por lo que la cifra definitiva de 2010 con los resultados del cuarto trimestre podría igualarla, más no superarla.

Analistas consultados sostienen que el deterioro de las exportaciones se registró a medida que Venezuela se alejó de importantes bloques comerciales como la Comunidad Andina de Naciones y el Grupo de los Tres; y con la caída del sector industrial (principal sector exportador) producto de las expropiaciones y de la inseguridad jurídica.

Se discuten ajustes

Las próximas medidas que aplicará el Gobierno durante el ejercicio fiscal de 2011, a fin de incrementar sus ingresos, aún son objeto de discusión en el seno del gabinete ministerial.

El aumento de la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) se encuentra en manos del presidente Hugo Chávez. Fuentes del despacho de las finanzas públicas señalaron que la alícuota tendría un alza de dos puntos para ubicarse en 14%.

Sin embargo, algunos funcionarios han recomendado que antes de incrementar el IVA, se apliquen nuevos tributos como el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), que en general pecha las operaciones de las personas jurídicas; y se implemente un Impuesto al Lujo.

La reforma tributaria, a través de la modificación del Impuesto sobre la Renta, continúa en el tapete, y podría ser parte de uno de los decretos de la Ley Habilitante.

[email protected]
Ene 05, 2011, 02:26 AM |

A %d blogueros les gusta esto: