Sinergia por el desarrollo

(*) Damiano del Vescovo – El aporte del sector empresarial ha sido determinante en la consolidación de Carabobo como estado empresarial de Venezuela, lo cual se  logró  gracias a la sinergia establecida entre el sector privado y los organismos regionales.

En este sentido, la creación en nuestra entidad de zonas y clusters industriales permitió el establecimiento de empresas transnacionales de renombre internacional, así como la aparición de emprendedores que vieron en esta tierra una oportunidad para el establecimiento de sus negocios. Carabobo es, al igual que muchas regiones de nuestra nación, tierra de emprendedores.

Contar con Puerto Cabello (principal puerto del país), con dos aeropuertos internacionales, una significativa cantidad de centros educacionales y nuestra posición estratégica en Venezuela, ha llevado a que en Carabobo nazcan  marcas y empresas como Beco Blohm, Siragon, Protinal, Danaven, EPA, Maderas Imeca, Cerámicas Carabobo, entre otras que tienen presencia nacional. Asimismo, se han instalado en la región inversiones en el área del turismo -tal es el caso del Hotel Hesperia WTC (el centro de convenciones más grande de Venezuela)-,  situación que habla por si misma de lo importante que han sido las empresas para la generación de empleos y fortalecimiento de la economía regional. Solo la zona industrial genera 117 mil empleos directos, más de 300 mil empleos indirectos y entre todos los sectores la empresa privada genera 8 de cada 10 empleos.

En Carabobo se ha generado también un gran movimiento de emprendimiento de pequeñas empresas en el área de comercio  y servicios. Diferentes iniciativas como Aprendiendo a Emprender, de Fedecámaras, y AliaRSE para Ganar Todos, de la Cámara de Comercio de Valencia, son una pequeña muestra del esfuerzo realizado en esta materia.

Igualmente, otras cámaras empresariales carabobeñas, en conjunto con las universidades, están organizando talleres, cursos y diplomados para motivar a los nuevos profesionales para que sean emprendedores, por cuanto consideramos que el sector privado no debe verse solo como fuente generadora de empleos sino también como un importante eje dinamizador de la economía y agente de cambio social. La incidencia en el PIB es de 30% y genera 55% de los ingresos fiscales.

 De allí que, hoy más que nunca, se hace necesario retomar esa sinergia de la que hablamos al comienzo y que llevó a hacer de nuestra entidad un polo de desarrollo nacional e internacional.

Problemas con la obtención de divisas, indefinición de políticas económicas, inseguridad, carencia de materias primas, tardanza en la nacionalización de mercancías, así como constantes conflictos laborales, han llevado a que muchos  empresarios estén dudando si vale la pena seguir en nuestra entidad.

En la actualidad muchas industrias y comercios han reducido producción y horarios de trabajo. Otras, sencillamente, han cerrado o emigrado. Debemos y estamos trabajando de manera conjunta y urgente para revertir  esta situación.  Gobierno, trabajadores y empresarios debemos unir esfuerzos para ello. Estamos llamados a volver a tener esa “sinergia” que una vez sentó las bases del Carabobo empresarial.

(*) Presidente de Fedecámaras

Ver más en: http://www.producto.com.ve/pro/opini-n/sinergia-por-el-desarrollo#sthash.BCBrCcrS.dpuf

A %d blogueros les gusta esto: