Socialismo vs. Capitalismo I

A pesar del desmoronamiento del socialismo internacional, algunos continúan promoviendo un pensamiento anticapitalistas y en defensa del socialismo, y todas formas de estatismo.

La historia económica, de los últimos años es muy clara, mientras más Estado, más pobreza, menos calidad educativa, menos protección del ambiente, menos justicia y menos libertad de expresión. Eso es lo que dicen todas las cifras.

Este año en los Estados Unidos en medio de la peor caída, desde 1963, se venderán más de 7 millones de viviendas nuevas, y se venderán más de 8 veces esa cantidad de casas usadas, aprovechando la baja, hasta en un 50% de su precio. Pero comparado con Venezuela –hacemos la comparación con Venezuela, un país de tendencia socialista, porque en los países socialistas, como Cuba y Corea de Norte, simplemente, la construcción es nula– esa cifra equivale a vender 700 mil viviendas al año –dado que Venezuela tiene el 10% de la población de USA, una 30 millones y la otra 300– y en Venezuela, muy a pesar de los altos precios petroleros, se construyeron, durante los últimos 10 años, un promedio de 38 mil casa al año. En el 2007, su mejor año, 82 mil casas y cayeron en el 2008 a 61 mil.

Comparado con Chile, el país más capitalista de Iberoamérica, veremos que allí se construyeron 600 mil casas en el 2007, con apenas 16 millones de habitantes.

En Sudáfrica, el país más capitalista del África negra, se construyeron 248 mil casas nuevas en el 2007 y con tendencia a crecer, con 44 millones de habitantes. Lo que equivaldría a una construcción de 170 mil casas al año en Venezuela. A pesar de que Sudáfrica, apenas en 1994, tenía un 67% de analfabetismo, en su población negra. Y hoy día, gracias al capitalismo salvaje, forma parte del grupo de los 20 más ricos del mundo.

Los niveles de pobreza de los de EE.UU. es de apenas 12.5%, y califica como pobre, una familia de 5 miembros que ganen US$ 2.150,00 mensual. Calculando en base al dólar “permuta”, como hay que decirle al “negro”, son Bs. F. 11.820,00 mensual, once veces el salario base de Venezuela. Y en EE.UU. se pueden optar a servicio medico gratuito de primera, cupones de alimento, ayuda para cuidados de menores y para pago de alquiler de viviendas. En muchas ciudades, algunos de esos beneficios se optan con salarios un 15%, 30% y hasta 300% superiores, al nivel de salario de pobreza nacional.

Es cierto que los adultos de más altos salarios no tienen beneficios de salud gratuitos; ellos se hacen responsables de su propia salud, como debe ser, y deben optar por servicios o seguros de salud privados.

Lo que para un país capitalista es una crisis, para un país de tendencia socialista es un sueño inalcanzable. El Gobierno empresario, o muy interventor, sólo ha servido para que los políticos puedan controlar los bienes y vida de la gente, en medio de la pobreza.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: